#LosCabos La sangre de los turistas ya llega al mar

La violencia de México llega hasta las playas más conocidas: Acapulco, Cancún, y ahora también Los Cabos. Mientras que los narcos hacen de las suyas, las autoridades miran para otro lado, y los destinos turísticos se quedan al borde del Jaque Mate.

Los Cabos era considerado uno de los lugares más seguros de México. Por su situación geográfica, al sur de la Península de Baja California, a Los Cabos sólo se puede llegar por tierra, desde el norte; mientras que las llegadas por mar y aire están, supuestamente, muy controlado. Aunque parece ser muy seguro, la historia cambia cuando los delincuentes ya están asentados dentro del municipio, y que además negocian y conviven con ellos.

Hace unos días atrás, las balas de los narcos llegaron hasta una famosa playa de Los Cabos (Playa Palmilla, San José del Cabo), donde los sicarios mataron a tres personas y dejaron a otras dos heridas.

La “balacera” fue registrada en grabaciones de video. Ocurrió a plena luz del día, mientras que muchas familias descansaban tranquilamente en el lugar. En total eran cinco sicarios que llegaron hasta el lugar a disparar sin que nadie hiciera nada, ningún policía cerca que saliera a repeler el ataque, ninguna sirena a los minutos, ninguna persecución. No importa si el asunto es “entre ellos”, si fue un ajuste de cuentas o si mataron al azar. Lo cierto es que dispararon en un lugar lleno de turistas, donde las balas perdidas matan a unos e hirieron a otros. Y mientras tanto, las patrullas tardaron en llegar aproximadamente unos 30 minutos.

Después de llegar media hora tarde al lugar, los policías levantaron muchas sospechas de complicidad. Es que media hora es demasiada ventaja, y los sicarios se fueron sin siquiera ser asustados por el sonido de alguna sirena o torreta policial.

Como resultado del lento actuar de todas las corporaciones policíacas (tanto municipales, como estatales y federales), la Secretaría de Marina (SEMAR) comenzó a investigar a los altos mandos policíacos de Los Cabos. Primero le hicieron una requisa de armas, y enseguida les llegó lo que jamás esperaban: le quitaron el teléfono móvil o celular de uso cotidiano.

No es la primera vez que los policías son sospechosos de estar ligados al crimen organizados, pero en ésta oportunidad existió demasiado descaro por parte de los sicarios y los policías. Mientras que los sicarios disparan a piacere (Ad libitum, a voluntad), la imagen de las autoridades mexicanas sigue degradándose a niveles cada vez más bajos, puesto que no percepción pública de que en Los Cabos exista algún político honesto y con honor, sino al contrario, parecen unos miserables sinvergüenzas que ven al cargo público como una especie de beca de donde sacar dinero, o una forma de lotería, donde se pueden enriquecer sin trabajar honradamente. Mientras que los altos cargos de los policías municipales son elegidos por el alcalde de turno, los homólogos estatales, son elegidos por el gobernador.

Civilización y Barbarie sudcaliforniana

El territorio de Baja California Sur sufrió ha sufrido de varios momentos de barbarie, en manos de grupos barbudos y lampiños.

  • La primera barbarie ocurrió en la época de la conquista española, Cortés llegó atravesando el mar, el cual lleva su nombre (Mar de Cortés) como si fuera un honor recordarlo. Justamente le pusieron el nombre de él, a quien devastó tantos pueblos y culturas prehispánicos para robar el oro y esclavizar a hombres, mujeres y niños; junto a sus secuaces jesuitas, que con la excusa de la cruz y la virgen, llegaron a convertir los pueblos preexistentes en explotadores de Trata de Personas, al borde de la esclavitud.
  • La segunda barbarie que sufrió el territorio sudcaliforniano, fue la más grave de todas, y la sufrieron los indios pericúes, quienes habitaban lo que hoy es el municipio de Los Cabos. Los pericúes vivían desnudos o semidesnudos en una hermosa libertad y armonía con la naturaleza, hasta que llegaron los primeros pobladores, caciqueados por los misioneros jesuítas. Se pueden imaginar, ese lugar había sido una especie de paraíso perdido, con uno de los mejores paisajes del mundo, hasta que llegaron los hoteles y taparon y restringieron todo. Los pericúes vivían con las las reglas simples de convivencias de las tribus familiares, en donde nadie mandaba o no había jefes mientras que estuvieran tranquilos, y solo surgían líderes cuando se preparaban para la guerra contra los tribus guaycuras (tribus que vivían más al norte, en lo que hoy son el municipio de La Paz y más arriba), y más adelante contra los primeros pobladores liderados por jesuitas, que quisieron ponerlos en servidumbre a sus mujeres y niños. Pues justamente por intentar seguir viviendo en libertad, es que fueron exterminados. Los pericúes atacaron a los primeros pobladores e iglesia, y a causa de eso llegaron más refuerzos armados que los perseguían a los pericúes hasta el desierto, allá donde -casi nadie -salvo los pericúes y otros semejantes- se animaban entrar, debido a las altas temperaturas. Pero un día, las autoridades de aquel entonces, en donde se estaba formando recién lo que hoy es México, decidieron enviar refuerzos que pudieran soportar el intenso calor, y llevaron un pequeño ejército de indios de Sonora, bien armados y con capacidad suficiente como para resistir el calor y seguir a los pericúes por muchs kilómetros desierto adentro. Fue así como éstos “aborígenes importados” acabaron con los “aborígenes locales”y así se extinguieron los pericúes, con su lenguaje, cultura e historia.
  • La última barbarie (hasta ahora) sufrida por el actual pueblo sudcaliforniano, es el flagelo de las drogas, y la violencia que imponen los narcos y sus sicarios. El pueblo perdió la tranquilidad, ya sea por las balaceras que ya son cada vez más comunes desde hace un año en Los Cabos, y desde dos años antes en el municipio de La Paz, o por la inactividad de las autoridades policíacas, cuyo jefe importado de otro estado (el jefe de la PGJE), es un intelectualoide que solo sirve como una figura decorativa, sin resultados propios contra el crimen organizado.

Ahora estamos hablando de la sangre que ya llegó al mar en Lo Cabos, como también ocurrió en Cancún, y como lamentablemente eso se vio en Acapulco, la otrora “Perla del Pacífico”, que terminó por destruir la reputación de ese gran centro turístico.

Hoy, el prestigio de Los Cabos está al borde del Jaque Mate, y no se ven enroques ni defensa siciliana que sirvan. Deberían haber realizado varios cambios, pero no lo hacen porque no saben qué hacer. Cuando algo falla se cambia al jefe, pero no se le quita el teléfono, se lo espía como me hicieron a mi a mis compañeros de los medios de comunicaciones durante años, donde mi teléfono intervenido hacía ruidos raros, hasta que después lo digitalizaron y todo iba conectado a un módem.

En el tema de Seguridad todo está mal, desde la elección de los jefes que se hace a dedo con el apoyo de los regidores -a nivel municipal-, quienes son la servidumbre onerosa del alcalde, como los legisladores -a nivel estatal- del gobernador. Si quieren elegir un jefe de la Policía Municipal o un jefe de la PGJE (a nivel estatal) no le dejen elegir a los gobernantes, porque éstos solo buscan cómplices de sus oscuros negocios, y terminan obsequiando (según la tradición sudcaliforniana) una Notaría al ex jefe de la PGJE, como lo han hecho tantas veces los gobernadores pasados.  Hagan reformas, pero reformas serias, y quiten a la Policía del mando del Gobernador y déjenlo en manos del Ministerio Público para que investigue al crimen organizado relacionado con los políticos. Si no hacen eso, el turismo de Los Cabos se va a afectar muchísimo a nivel internacional, tanto como ocurrió prácticamente con Acapulco desde hace unos cuántos años atrás.

Anuncios


Categorías:Alerta, Baja California Sur, Municipio Los Cabos, San José del Cabo

Etiquetas:,

Yo opino...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: