Ladrona huye dejando su bolso con su credencial #LosCabos

ladrona-credencialEn la tarde de ayer, ayudé al empleado de una farmacia para evitar que una mujer -que pertenece a una banda de ladrones-, se llevara a la fuerza unas mercaderías adentro de su bolso.

Se trata de una banda de delincuentes -dos hombres y dos mujeres- que andan robando en Los Cabos, utilizando el modus operandi de dejar que las mujeres entren al negocio y rápidamente metan toda la mercadería que puedan en un bolso, para salir corriendo y subirse a un vehículo (que según me dijeron era un Áltima negro), donde esperan dos cómplices.

Finalmente la Policía se quedó con todos los datos para atrapar a ésta banda de delincuentes, debido a que no solamente dejaron el bolso con la credencial de la mujer que intentaba robar, sino que también otros transeúntes anotaron el número de la placa del vehículo, por lo que ya están plenamente identificados y solo falta que las autoridades detengan a esa banda antes de que continúen con sus fechorías.

Ahora bien, pese a que el empleado llamó inmediatamente a la Policía, éstos no llegaron enseguida, y lamentablemente, la patrulla de la Policía Municipal tardó casi media hora en llegar, pese a que la Comandancia queda a menos de cinco cuadras. Por lo que eso de llamar a la Policía cuando está ocurriendo un asalto, solo puede servir para espantar a los ladrones si estos ven que uno esta llamando a la Policía y así se van, pero nada más.

Esperemos que las autoridades actúen con más prisa, ya que estamos hablando del primer cuadro de la ciudad, muy cerca de la Comandancia principal o de la Policía turística de la colonia Centro. Ahora imaginen a todas las personas que son víctimas de delitos en las colonias más alejadas de la ciudad ¿cuánto tiempo van a tardar los policías en llegar? Sr. alcalde, usted que dice que está haciendo bien su chamba, exija a los policías municipales que actúen con mayor celeridad, al menos para llegar con una patrulla con las luces encendidas para espantar a los malhechores. Por mi parte, espero que los ministeriales atrapen enseguida a esos ladrones, puesto que tienen todos los datos servidos: la ladrona dejó su credencial, se tienen los datos de la placa del vehículo en el que se fugaron, y hasta unas imágenes -borrosas pero video en fin- del momento en que se armó el tumulto.


Hasta ahí la noticia. Ahora viene mi relato, así que ya saben.

En la tarde de ayer me encontraba con un amigo que vino desde Argentina, y que pasó un rato a visitarme con su hija, cuando de repente veo que el empleado de un negocio cercano salió forcejeando con una mujer y al verme me solicitó ayuda. Inmediatamente mi amigo y yo corrimos, sin saber bien lo que pasaba, y así de golpe, nos encontramos ante una situación -un tumulto- en la que había otras personas pero que nadie ayudaba.

Mi amigo -Nacho-, es cinturón negro y 5to dan en Taekwondo, eso quiere decir que es maestro de otros cinturones negros en dicha arte marcial. Si tuviera que enfrentarse a alguien, lo haría él solo sin ningún problema. Sin embargo, ni él ni yo pudimos con esa “ratotota grandotota”, que a base de maña, mal olor y piel resbalosa, logró escapar frente de nuestras narices.

Cuando mi amigo llegó hasta el tumulto, se encontró con que no sabía si defender al hombre (empleado) o a la mujer (la ladrona), y por un momento pensó que el hombre le estaba queriendo arrebatar el bolso a la mujer, por lo que imaginó que el ladrón era él y no ella. Por mi parte, me encontré que yo sabía muy bien quién era el empleado, y si él estaba reteniendo a alguien era porque algo había hecho, así que comencé a intentar retener a la mujer, hasta que apareció un cómplice que bajó de un vehículo y la comenzó a ayudar, por lo que cuando se puso enfrente de mi, lo que tuve que empujar, pero como éste no reaccionó contra mi -sino que solo trataba de salvar a su “amiga” o cómplice-, yo terminé pensando que él era un transeúnte que no tenia nada que ver.

Finalmente todos -o casi todos- lograron algo: A) la mujer logró escapar, pese a que para eso, tuvo que dejar su bolso (con dinero y credencial); B) el empleado logra retener la mercadería (que estaba adentro del bolso); C) el cómplice de esa mujer logra salvar a la ladrona; D) mi amigo se lleva otra historia o anécdota (ya estuvo aquí justo cuando llegó el huracán Odile ) para contar a sus amigos en Argentina; E) y yo como siempre ¡Nada!, solo me quedé impregnado del aroma de esa ladrona, que más que entrar a robar un “Rexona” necesitaría entrar a una ferretería a buscar un “destapa cañería” para quitarse las mofetas viejas que tiene en sus axilas.

Colorín colorado, el relato ha terminado, esperemos, que los uniformados atrapen a todos esos ladrones muy pronto.

 

Anuncios


Categorías:Baja California Sur, Cabo San Lucas, Municipio Los Cabos, Policiales

Etiquetas:, , ,

Yo opino...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: