Comparación entre el huracán Patricia y el huracán Odile / Sobrevivientes y Supervivientes

odile-patriciaComparación y explicación de la diferencia de daños causados por el huracán Odile y el huracán Patricia. Desarrollo de los conceptos de “Hiperinformación” y “Supervivientes”. Diferencia entre “supervivientes” y “sobrevivientes”.

Huracanes más fuertes

El huracán Patricia fue considerado por los expertos nacionales e internacionales, como el más fuerte de todos los huracanes (al menos de éste lado del océano Pacífico), por lo que muchos de ellos dijeron, que los huracanes solo tienen hasta cinco categorías, pero que, si existiera la categoría seis, el huracán Patricia entraría en dicha categoría, debido a que logró récord de vientos mientras estaba en el océano Pacífico, donde llegó a tener rachas de vientos de 400 km/h. Tal vez sea hora de reclasificar las categorías de huracanes, puesto que se esperan que cada vez vengan huracanes más peligrosos en el mundo entero, debido al Cambio Climático.

¿Patricia fue el más grande del mundo pero menos fuerte que Odile?

En principio hay que decir que el huracán Patricia dejó deslaves e inundaciones, pero fue mucho menor a lo que se esperaba, nada que ver con el huracán Odile.

Después del paso del huracán Patricia, muchos comenzaron a preguntarse ¿Por qué éste huracán no causó tantos daños como los que ocasionó el huracán Odile en Los Cabos?. Hay que aclarar que el huracán Patricia llegó a tocar tierra como categoría 5, pero en pocas horas bajó a 4, y de ahí fue perdiendo fuerzas enseguida hasta llegar a la categoría 1; mientras que el huracán Odile estaba llegando a Los Cabos como categoría 4 pero justo estaba bajando a categoría 3 cuando tocó tierra. La diferencia estuvo en muchos factores, que resumí de la siguiente manera:

Si bien es cierto que el huracán Patricia fue considerado como el más grande de éste lado del Pacífico, también es cierto que estaba previsto que el huracán Patricia se degradara rápidamente cuando entrara a tierra firme. Los huracanes nacen en el agua, y necesitan del agua para desarrollarse, por lo que cuando tocan tierra comienzan a debilitarse, puesto que no tienen agua para mantener el sistema.

Cuando Odile tocó tierra en Cabo San Lucas, podía continuar subiendo agua al sistema ciclónico debido a que el extremo de la Península de Baja California es angosto, así que se mantenía con agua del Pacífico y del Mar de Cortés mientras afectaba al municipio de Los Cabos, el cual además, se encuentra en una zona baja, casi a nivel del mar. Mientras que Patricia, una vez que entró a tierra se encontró con las montañas o zonas altas, de la cadena montañosa del Pacífico conocida como la Sierra Madre Occidental. Esta cadena montañosa hizo disminuir la intensidad de los vientos de Patricia, mientras que en Los Cabos no había nada que pudiera hacer disminuir los vientos de Odile.

Aunque Patricia tenía vientos superiores a los 300 km/h. cuando tocó tierra, mientras que Odile llegó con vientos cercanos a los 250 km/h, hay que tener en cuenta la velocidad del desplazamiento. Si bien es cierto que tanto Odile como Patricia se movieron rápido mientras estaban en el agua (entre 20 y 30 km/h), la diferencia estuvo al tocar tierra. Allí Odile se detuvo sobre Los Cabos, “masacrando” la infraestructura de Los Cabos por muchas horas, para después adentrarse a la Península de Baja California; mientras que Patricia pasó rápidamente tierra adentro.

Otro tema importante es el lugar donde tocaron tierra: Odile tocó tierra en Cabo San Lucas (donde destruyó mucha infraestructura mal construida o mal instalada), cayeron postes y transformadores eléctricos de la CFE que no estaban reforzados, no fueron instalados según las normas de seguridad para aguantar un huracán mayor. Muchos hoteles destruidos en el Corredor turístico de Los Cabos, fueron hechos de mampostería y grandes ventanales, o lugares con muchos cristales, pensando en función de su apariencia y no en la seguridad. La mayor parte de los edificios bien construidos en Los Cabos, no tuvieron mayores inconvenientes que la rotura de los cristales, portones caídos, y cosas que se sacuden o que se sueltan y se convierten en proyectiles con los fuertes vientos. Por suerte, eso no se vio en la zona donde Patricia tocó tierra (en una playa de Jalisco cerca del límite con Colima), porque el huracán entró en una zona con menor infraestructura que en Los Cabos. La lógica en los huracanes es: menos ventanales, menos desastres.

Por último, hay que agregar que durante el huracán Patricia, las autoridades de los tres niveles de gobierno (federales, estatales y municipales), estuvieron bien coordinados en general, bien informados, y tuvieron tiempo para hacer evacuaciones masivas, llevando a las personas que vivían en las zonas vulnerables a los albergues. Miles de personas fueron evacuadas, no solo en Jalisco, sino también en Colima, Nayarit, Guerrero y hasta Michoacán. Mientras que durante y después del huracán Odile, en Baja California Sur, y principalmente en Los Cabos, las autoridades de los tres niveles de gobierno (municipal, estatal, y federal) no estuvieron a la altura de las circunstancias. En Los Cabos no había alcalde, se había ido de vacaciones -sin permiso- a Las Vegas, y el gobernador se escondió por dos días, y apareció en el tercero (como Lázaro, el que resucitó), y a nivel federal, el presidente estaba más preocupado por un desfile militar en conmemoración a la Batalla de Chapultepec, que por Los Cabos y el huracán Odile, y solamente comenzó a enviar helicópteros con militares y policía federal, como tres o cuatro días después del desastre de Odile y el posterior saqueo masivo que ocurrió en Los Cabos.

En base a todo eso, hay que decir que el huracán Patricia no causó tantos daños como Odile porque: son distintas zonas geográficas (aquí a nivel del mar y allá hay zona montañosa, lo cual sirvió para bajar rápidamente la intensidad del huracán), distintas infraestructuras (aquí en Los Cabos muchas cosas estaban mal construidas o no estaban pensadas para aguantar un huracán fuerte), distintas velocidades de trayectorias (Patricia no se detuvo en la zona costera mientras que Odile se quedó muchas horas (toda la noche y hasta la madrugada del otro día) sobre Los Cabos. Y finalmente, y tal vez lo más importante, es que existieron distintos tipos de ayuda y prevención (allá evacuaron a miles de personas mientras que aquí en Los Cabos, las autoridades se reunían para hablar del huracán Odile sin hacer demasiado.

El peor de los pecados: la ignorancia y/o desinterés

Ahora les voy a mencionar unos detalles interesantes que también influyeron para que el huracán Odile causara tantos daños en Los Cabos.

Antes del huracán Odile, la gente de Los Cabos era muy ingenua con respecto a los huracanes, y pensaban que aquí nunca iban a llegar los huracanes fuertes (y para eso se justificaban en la existencia de antenas ionizadoras que ya no existían y que, antes de eso, ya no funcionaban). Los Cabos había tenido suerte en las últimas décadas con respecto a los huracanes, y solo habían llegados algunos que trajeron mucha lluvias (intensas o torrenciales lluvias), mucho viento pero nada que fuera clasificado como “potencialmente catastrófico”. Debido a eso, existía en Los Cabos un desinterés general de la población, y la gente no se preocupaban por los huracanes, al contrario, se alegraban de que viniera algún huracán para que trajera lluvias. Esa mentalidad cambió con Odile, ahora la gente de aquí aprendió a respetar a los huracanes.

No debemos caer en la ignorancia y/o desinterés. ¿Cómo se remedia eso? La Ignorancia se combate con Información.

Existen muchas posibilidades de que en el futuro, sean cada vez más frecuentes los huracanes mayores (de categoría tres, cuatro o cinco), e inclusive algunos que debieran ser agregados en una sexta categoría, como ocurrió con Patricia. Por eso, lo mejor que puede hacer la población, es mantenerse informada. A las autoridades le exigimos que informen y que hagan prevención, pero la población también tiene una obligación y es la de mantenerse informada.

Antes de que el huracán Patricia llegara a la costa de Jalisco, los medios de comunicación y las redes sociales “bombardearon” información sobre el huracán, y eso fue vital para el éxito de la evacuación y el resultado de eso fue: saldo blanco (que no hubo ningún muerto por el huracán).

A partir de ahora, debemos mantenernos informados, principalmente a través de las alertas oficiales que envían las autoridades mexicanas a través del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), organismo especializado dependiente de la Comisión Nacional de Agua (CONAGUA).

Hiperinformados

Pero además de eso, yo considero que hay que estar “hiperinformados”, y para eso creé un sistema de Alertas de Huracanes por celulares. ¿Por qué por celulares? Porque cuando viene un huracán, lo primero que cortan es la electricidad (para evitar incendios y electrocutados), así que solo nos podemos continuar comunicando por celulares, ya sea a través de las redes sociales más conocidas, además de Whatsapp o por Line.

Sinceramente pensé que yo había creado este sistema de “red de información” (a través de los celulares) en el mundo, pero después de estar investigando y estudiando mucho sobre el tema, descubrí que un sistema parecido se había aplicado en Japón después del terremoto de 8.9 (9) grados en la escala de Richter y el posterior mega tsunami que destruyó gran parte de las poblaciones costeras de ese país. Allá no existía líneas telefónicas (de teléfonos fijos ni señal de celulares), pero sí existía Internet en algunas zonas, por lo que gran cantidad de personas comenzaron a organizarse a través de LINE (Line), un app o programa japonés parecido al “messenger” que se puede descargar en los celulares y en la computadora. Gracias a esa “red de celulares”, la población pudo organizarse para saber dónde se podía encontrar agua potable, comida, servicios de atención hospitalaria instalados en las calles (porque los hospitales se habían destruidos o inutilizado con el tsunami), seguridad, albergues, y hasta servicios de búsquedas de personas desaparecidas y rescate de personas y mascotas.

Tal vez algunos de ustedes digan: “pero ellos son japoneses, se organizan hasta para ir al baño“. Bueno, es cierto que ellos son una sociedad organizada, y la organización es la esencia de los japoneses. Pero los japoneses aprendieron a ser organizados porque ellos son parte de una sociedad milenaria, que ha aprendido de los errores en miles de años. Lo bueno para nosotros, es que no necesitamos ser una sociedad milenaria para aprender de los errores, ya que gracias a Internet, captamos conocimiento todo el tiempo, y aprendemos más rápido que las “sociedades milenarias” del pasado.

Yo no tengo la mentalidad del “no puedo” o del “no se puede“, sino todo lo contrario, podemos organizarnos mejor, podemos hacer algo grande, que el mundo hable de lo bien organizados que estamos. Por eso, así como los japoneses se organizaron por Line para sobrevivir al megaterremoto y tsunami, yo creé un sistema de Alertas de huracanes en Los Cabos, donde nos mantenemos informados por Whatsapp y Line.

Hoy en día, gracias a Internet, podemos estar comunicados por computadora y celulares. En mi caso en particular, yo publico noticias en Noticabos (noticabos.org) pero cuando se acerca un huracán peligroso, dejo de lado todas las noticias y solo me concentro en los huracanes. Además de eso, publico alertas por las redes sociales, y para eso utilizo Facebook:  noticabos y giusttav Twitter (@noticabos y @giusttav) Line (usuario noticabos) y Whatsapp (624 165 7728). De la misma manera, también utilizo Telegram (que se puede utilizar por celulares o por computadora) y pueden ver las publicaciones en la siguiente dirección: https://telegram.me/clima o agregarme al usuario Gustavo Zarza. En estos momentos, en Whatsapp hay casi 700 personas conectadas que reciben alertas y participan enviando fotos, videos e información de lo que ven desde sus casas o calle.

Parecen muchas redes, o demasiados lugares para estar informados, pero en realidad son distintas opciones. Siempre hay que sospechar o desconfiar de la tecnología (lo digo por experiencia propia), hay que pensar que en cualquier momento algo puede fallar algo, puede fallar el Whatsapp, o puede colapsar alguna otra red, así que deben existir varias alternativas.

Ayer justamente tuve una experiencia de esas que hay que prever: justo cuando más necesitaba publicar alertas por Whatsapp (debido a que administro varios grupos de alertas de huracanes por Whatsapp en BCS pero también administro otros grupos de alertas en los estados de Michoacán, Guerrero, Jalisco, Colima, Sinaloa, Sonora y B.C.). Bueno, como les contaba, justo cuando Patricia, se convirtió en categoría 5 y por sus rachas de vientos en el huracán más grande de éste lado del Pacífico, me falló el celular y dejó de entrar a Internet al dispositivo móvil, pese a que continuaba teniendo Internet en mi computadora. Por eso, comencé a buscar otras opciones mientras continuaba publicando en otras redes sociales ya mencionadas, pero también publiqué mucho principalmente por Line (recuerden que se puede descargar al celular y a la computadora), para los que me seguían por celulares). Muchas personas que no me leían por Whatsapp, se enteraron por Facebook que yo estaba publicando por Line y descargaron ese programa en sus celulares y me agregaron: así de fácil, ya me pudieron leer por otro lado, sin que colapsara el sistema de alertas. Como ven, yo no creo en el “no se puede“, yo creo en la hiperinformación (más vale que sobre información ante que falte).

Diferencia entre Sobrevivientes y Supervivientes

Todo ésto de la “hiperinformación” y alertas de huracanes por celulares y redes sociales no tiene nada que ver con las visiones apocalípticas del mundo, sin embargo los científicos creen que van a ser cada vez más frecuentes los huracanes muy peligrosos, y por eso hay que prever muchas opciones o posibilidades y estar mejor organizados.

Algún día, cuando nos toque otros huracanes, de categoría 1, 2, 3, 4 o 5 (o de éstos nuevos como Patricia que rompen récord y que merecen estar en una nueva categoría 6), estaremos mejor organizados como sociedad. La información y organización, nos servirá para tener mejores opciones y de ésta manera seremos mejores “supervivientes”, y les aclaro que dije “supervivientes” y no “sobrevivientes ¿saben cuál es la diferencia? En que, el sobreviviente apenas sobrevive, mientras que el superviviente tiene más opciones. Les doy un ejemplo sencillo: si a un hombre sin hogar o cualquiera que está lejos de su casa o refugio, le sorprende un huracán en la calle, o en la carretera y sobrevive, es un sobreviviente, pero si en cambio usted u otra persona se entera que viene el huracán y busca refugio en un albergue o en una casa segura con provisiones para muchos días, y hasta tiene posibilidades de recibir mensajes de alertas, prevenciones, lugares de abastos, etc., entonces ésta persona se convertirá en un superviviente, porque tendrá muchas opciones. ¿Cuál fue la diferencia? La diferencia está en la información. Todo aquel que esté bien informado, o hiperinformado se podrá organizar mejor, y estará por encima del sobreviviente… ¡Se convierte en un Superviviente!

Ayer en la mañana, hubo una familia que viajaba hacia Puerto Vallarta para estar en una boda que se iba a realizar en la playa. Ellos no sabían nada del Huracán Patricia (no recibieron información pese a que los periódicos, radios, medios de comunicaciones por internet y redes sociales estaban avisando sobre el tema). Ellos tuvieron la suerte de que los detuvieron en carretera cerca de Vallarta, y les dijeron que retrocedieran porque el huracán ya estaba llegando. Ellos, hubieran sido unos sobrevivientes. Pero todos aquellos que estuvieron bien informados o hiperinformados e hicieron algo más para prevenirse, se convirtieron en supervivientes.

De esa manera, también se puede decir que la mayor parte de la población de las costas del Pacífico, fueron “supervivientes” (por estar mejor informados y preparados) durante el huracán Patricia. Mientras que en Los Cabos (antes, durante y días después del huracán Odile), nosotros fuimos unos meros sobrevivientes porque nos tuvimos que cuidar solos (principalmente cuando muchos estaban saqueando negocios).

La idea es que seamos supervivientes de los problemas que enfrentemos. Que estemos preparados.

¿Usted qué va a hacer al respecto? ¿Se va quedar sentado, esperando o rezando para que no lleguen los huracanes o se va a integrar a un grupo de Alertas de Huracanes (o agregar a las redes sociales) para estar mejor informado y organizado? ¿Usted es un sobreviviente o un superviviente? Hay un proverbio ruso que dice: “Reza, pero rema“, y yo, prefiero remar.

Anuncios


Categorías:Varias

Etiquetas:, , , , , , , , ,

12 respuestas

  1. A raíz del abandono en que nos tuvo el gobierno federal(así con minúsculas) durante cuatro días con el Odille y todas las criticas que les llovieron a todas las autoridades de los tres niveles, el Federal instaló un protocolo interdisciplinario para anticipar necesidades de las poblaciones que van a ser afectadas por un ciclón. Algo positivo que dejó Odille.
    No fue truco publicitario la a tención a Patricia.

    Me gusta

  2. El dicho dice,reza pero rema ,o sea, las dos cosas,tooda la peninsula tiene cultura acerca de los huracanes al igual que el noroeste de el pais,tenemos historia y experiencias muy dolorosas e impactantes en este sentido,explicame como fue que al tocar tierra se degrado y perdio 4 categorias en automatico,lo demas es relleno,reza pero rema… y se rezo.

    Me gusta

  3. “Antes del huracán Odile, la gente de Los Cabos era muy ingenua con respecto a los huracanes, y pensaban que aquí nunca iban a llegar los huracanes fuertes (y para eso se justificaban en la existencia de antenas ionizadoras que ya no existían y que, antes de eso, ya no funcionaban). Los Cabos había tenido suerte en las últimas décadas con respecto a los huracanes, y solo habían llegados algunos que trajeron mucha lluvias (intensas o torrenciales lluvias), mucho viento pero nada que fuera clasificado como “potencialmente catastrófico”. Debido a eso , existía en Los Cabos un desinterés general de la población, y la gente no se preocupaban por los huracanes, al contrario, se alegraban de que viniera algún huracán para que trajera lluvias.”

    Desde Baja California Sur les digo: Si hay personas con cultura de la prevención las encuentras en BCS, no somos ingenuos, es algo que vivimos cada año. Desinterés general en la población??? por favor, se nota que quien escribió esto no ha pisado Baja California Sur… Aquí se anuncia huracán y la gente abarrota los súper mercados, gasolineras, cubrimos ventanas, compramos velas, guardamos docuementos y un largo etcétera de acciones. Lo sucedido con Odile, tuvo todo que ver con las condiciones en que se dio algo nunca antes visto, no con que la gente no estuviera preparada.. Y claro que nos alegra la lluvia y los huracanes, ya que es el único momento en el año en que llueve y para nosotros es una bendición.

    Me gusta

  4. Entonces por q tanto relajo hicieron sobre esta dichosa patricia, si todos sabian q no va tocar la tiera como cat 5. A nosotros en Los cabos hace un año nadie ni advertio antes que vino Odile y destruyo todo!!!!!
    Mal calificados imbeciles esos noticieros. Por culpa de ustedes miles de personas perdieron sus hogares hace un año!!!!! A esa patricia desde dia sabado estaba claro que por causa de las montañas se va bajar su fuerza!!!!

    Me gusta

  5. Excelente articulo

    Me gusta

  6. Gustavo, excelente reflexión. Ojalá aprendamos todos de estos dos ejemplos: Odile y Patricia.

    Me gusta

  7. Otra hipotesis podria ser que el gobierno simplemente armo este teatro para dejar bien parado al EPNjo, o no?, realmente un categoria 5 debio por mucho dejar danos muy muy graves, no importando si habia o no infraestructura, con la velocidad de esos vientos practicamente cualquier lugar quedaria sin plantas…o no?

    Me gusta

Trackbacks

  1. ¿Patricia causó más daños en Estados Unidos que en México? | Noticabos
  2. #Opinión El Presidente dio un mensaje equivocado a la sociedad con el huracán Patricia | Noticabos
  3. Los 5 huracanes que rompieron todos los pronósticos en los últimos años – Noticabos

Yo opino...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: