#Fondosbuitres la Corte de Apelaciones favorece a Argentina

El controvertido juez federal estadounidense, Thomas Griesa
El controvertido juez federal estadounidense, Thomas Griesa

El juez federal estadounidense (quien apoya a los especuladores financieros), Thomas Griesa recibe una cucharada de su propia medicina, puesto que ahora la Corte de Apelaciones de EE.UU. da la razón a Argentina en el caso de los Fondos Buitres.

Antecedentes del caso:

Argentina había emitidos bonos internacionales basado en su sistema monetario (en ese entonces el dólar estadounidense y el peso argentino estaban 1 a 1), cuyos sectores financiero. Luego de eso, en el año 2001 Argentina cayó en default (cesación de pagos) y posteriormente termina haciendo un “corralito financiero” donde se devaluó el peso argentino, y los especuladores perdieron dinero.

A causa de eso, el gobierno argentino ofreció -en una negociación-, reestructurar la deuda, y ofreció un rescate de los bonos emitidos a un valor que fue aceptado por la mayoría de los acreedores de dichos bonos. Sin embargo, un pequeño grupo de especuladores financieros -liderados por multimillonarios que se dedican a la especulación y que compraron la deuda argentina a otros acreedores-, no aceptaron dicha reestructuración, y terminaron demandando a Argentina, solicitando intereses altísimo que convertían a esa deuda en impagable.

El caso cayó en jurisdicción estadounidense, debido a que así estaba previsto para el caso de que fueran a juicio, puesto que Argentina nunca consideró que un juez federal estadounidense intentaría beneficiar a los especuladores financieros. Para colmo, existía una cláusula en los bonos que decía que si alguien conseguía un trato mejor en el pago de la deuda, todos los otros acreedores recibirían el mismo pago.

Esto hacía aun más impagable la deuda, y muchos acreedores que ya habían aceptado el trato mayoritario con Argentina, querían cobrar ya mismo, pero el juez estadounidense ordenó a un banco donde Argentina tenía depositado para pagar a los acreedores mayoritarios, de que no pagara a nadie hasta que Argentina pagara a los acreedores minoritarios (especuladores financieros formados por multimillonarios), haciendo que eso sea absolutamente imposible.

Argentina había caído en una trampa de los especuladores, apoyados por un juez estadounidense que perdió el respeto y dejó en duda que la jurisdicción de Estados Unidos ya no era buena para ir a juicio en caso de controversias. Sin embargo, la Corte de Apelaciones contradijo al juez federal, y dijo que ningún juez puede prohibir a un banco que el deudor cumpla con sus obligaciones.

El caso aun no termina, pero sin duda es sin dudas apasionante, y a partir de éste caso, muchos otros países e inclusive organismos internacionales como la misma ONU, dieron la razón a Argentina. Ahora, hasta la misma Corte de Apelaciones estadounidense, dicen que ningún banco pueden apropiarse del dinero que Argentina tenía listo para pagar a los acreedores mayoritarios.

En estos casos, lo que se solía hacer es: “lo que decide la mayoría, se aplica a todos”. Por eso, era muy importante este caso, puesto si la justicia estadounidense (jurisdicción internacional) le daba la razón a los especuladores, ningún país del mundo podría estar tranquilo, puesto que los especuladores financieros podrían llevar a la quiebra a un país, con solo llevar a juicio a cualquier país.

Corte de EE.UU. falla a favor de Argentina

La Corte de Apelaciones de Nueva York, EE.UU., dictaminó que el Banco de Nueva York Mellon no puede utilizar los 539 millones de dólares que Argentina depositó en 2014 para el pago a inversores en bonos reestructurados de la deuda pública, para atender el reclamo de los fondos buitre (especuladores financieros multimillonarios).

De esta forma la Corte de EE.UU. realiza un fallo que contradice la decisión del juez federal de Nueva York, Thomas Griesa, quien atendió el reclamo de los buitres y congeló el pago del vencimiento de la deuda.

No es la primera victoria de Argentina en el largo enfrentamiento con los fondos buitres estadounidenses. En agosto pasado el Tribunal de Apelaciones de Nueva York falló a favor de Argentina, paralizando la decisión del juez federal, Thomas Griesa, que permitía a nuevos acreedores sumarse a la demanda contra el país por bonos en mora.

En el año 2001 Argentina firmó la suspensión de pagos sobre una deuda de más de cien mil millones de dólares, el mayor impago de la historia. El país logró reestructurar un gran porcentaje de esa deuda en 2005 y en 2010, pero los fondos buitre que habían comprado parte de esos bonos, no aceptaron el acuerdo.


Más información

 

Anuncios

Yo opino...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: