Los 10 grandes errores de Marcos Covarrubias Villaseñor

Marcos Covarrubias VillaseñorEn el día de ayer se realizó el acto de toma de Protesta al nuevo gobernador de BCS, Carlos Mendoza Davis, y terminará así un oscuro período del gobierno de Marcos Covarrubias Villaseñor.


 

Como saludo de despedida, repasemos los diez grandes errores de Marcos Covarrubias Villaseñor durante el tiempo que fue gobernador de Baja California Sur:

  1. Perdió el control en materia de Seguridad: a tal punto creció la Inseguridad en el estado, que hoy en día las “balaceras” (disparos, ejecuciones) son consideradas normales en la ciudad de La Paz, y los periodistas de notas rojas se convirtieron en superestrellas que andan dando autógrafos como si fueran caminando por la alfombra roja. El Gobierno de Marcos Covarrubias Villaseñor, terminara con cerca de 150 muertos por ejecuciones. Desde que comenzó ésta matanza, se pudieron contar más de un muerto por día, tirados por las calles de La Paz.
  2. Mantuvo al Secretario de Finanzas de Agúndez en su cargo: José Antonio Ramírez Gómez estuvo en dos gobiernos manejando la cartera sudcaliforniana, durante el gobierno de Narciso Agúndez Montaño y durante el gobierno de Marcos Covarrubias Villaseñor. Él fue el mandamás de las finanzas y economía sudcaliforniana, y eso que los dos gobernadores mencionados se pelearon en el camino (solo hay que recordar que Marcos Covarrubias Villaseñor mandó preso a Narciso Agúndez Montaño, quien salió meses más tarde). ¿Qué tenía en especial ese Secretario de Finanzas? ¿Acaso mejoró la economía en todos éstos años? No, su premio estaba en que sabía muchos secretos y supo cerrar la boca. Años más tarde, nos enteramos que Narciso Agúndez compró una isla, y al decir verdad, no sabemos cuánto dinero desfalcaron durante éstos dos últimos gobiernos con (ex) gobernadores supuestamente enemistados entre sí.
  3. Puso a sus amigos en el gobierno. El gobierno de Marcos Covarrubias Villaseñor fue el gobierno del “amiguismo”. Es cierto que en Baja California Sur es normal que los gobernadores lleven amigos en los cargos de primer nivel, pero el descaro llegó a tal punto, que gran parte del gabinete estaba conformada por gente de Comondú (de donde venía el gobernador saliente). Cada nombramiento que surgía, solo era cuestión de mirar de dónde venían, y allí decía: Comondú. Entre esos casos, podemos recordar la pésima gestión al frente del Instituto Sudcaliforniano de Cultura, por parte de Fabián Barajas Sandoval, quien era el mejor amigo de la “primera dama”, y andaba de acomodador de sillas durante los actos de campaña del gobernador saliente. De la misma manera, quedaron las sospechas de negocios turbios con precios inflados, que supuestamente existieron a favor de una empresa de un pariente de Marcos Covarrubias, su sobrino Francisco Pelayo Covarrubias, quien llegó -apoyado por su tío- a diputado y hoy es alcalde electo de Comondú. [Ver también: Los Patitos de Covarrubias].
  4. Fue famoso por sus “canchitas infladas”. El gobierno de Marcos Covarrubias Villaseñor inauguró decenas de canchas de pasto sintético en distintos municipios del estado (principalmente en Comondú): alrededor de treinta canchitas. Esto debería ser un logro, puesto que los otros gobiernos no invirtieron en ésto, pero no lo es. Lo más preocupante de éstas “canchitas sintéticas”, fue el costo, durante las inauguraciones se hablaban de precios astronómicos: $4,300,000 (cuatro millones trescientos mil pesos) por una sola canchita, lo cual dice bastante sobre los inflados precios que manejaron. [Ver también: Gobierno estatal manda a empastar otra cancha sintética].
  5. Se olvidó de Los Cabos. El gobernador saliente de BCS junto con su anterior secretario de Finanzas, se acostumbraron  a exprimir las ubres de la vaca gorda de Los Cabos pero no invirtieron ni en infraestructura, ni en grandes eventos culturales, nada. Aquí en Cabo San Lucas es de donde se capta la mayor cantidad de dinero (de los turistas) y se terminan yendo en impuestos, a las carteras de gobierno estatal (en La Paz) y del gobierno municipal (en San José del Cabo). ¿Qué hicieron las autoridades a favor de Los Cabos y en especial de Cabo San Lucas? Nada importante. Durante el gobierno de éste señor, destruyeron la calle Leona Vicario (desde Diagonal Morelos hasta el boulevard Lázaro Cárdenas) para hacer un sistema de alcantarillado mejor. Sin embargo, solo afectaron durante varios meses, a tal punto que cerraron muchos negocios en ese tramo, con calles abiertas, puesto que tardaron demasiado tiempo en terminar las obras, y al final, ¿De qué sirvió todo ésto? De nada, con cada lluvia, la calle Leona Vicario se sigue inundado como antes y el centro se transforma en un cochinero de aguas negras. ¿Qué más hizo por Cabo San Lucas? Nada, el Pabellón Cultural de la República lo hizo el gobierno federal del ex presidente Calderón durante el gobierno de Narciso Agúndez, y el Centro de Convenciones que costó mil 200 millones de pesos, del cual tanto se jactó Covarrubias, también fue con el dinero del gobierno federal durante el gobierno de Felipe Calderón. Bueno, sí podemos decir que hizo algo, inauguró unas canchitas sintéticas.
  6. Se olvidó del Sexto Municipio. Una de las grandes metas que existen pendientes en este estado, es que la zona de Guerrero Negro, Vizcaíno, Bahía Tortugas y otras localidades cercanas, se conviertan en el Sexto Municipio. Sin embargo, Marcos Covarrubias Villaseñor se opuso siempre a éste proyecto, debido a que no quería pasar sus cuatro años de gobierno enviando dinero a dicho lugar, al cual siempre menospreció al tratar a la zona de “pobre”, y compararlo como “hijo loco” que nadie quiere tener. [Ver también: El Gobierno del Estado se olvidó de Guerrero Negro y Adiós al Sexto Municipio].
  7. Se olvidó de la Cultura. Su gobierno estuvo alejado a la Cultura. Yo estuve en La Paz en los pocos eventos culturales donde él asistió. Se lo veía incómodo, llevaba tarde, aburrido o impaciente. Por tal motivo, no se podía esperar de un gobernador al que no le gustaban los eventos culturales, que apoyara a la Cultura. El Instituto Sudcaliforniano de Cultura terminó haciendo magia para poder llegar a fin de mes, después del desfalco de su amigo Barajas Sandoval. En algunos sectores les cortaron la electricidad o el internet, no tenían presupuesto para traer libros a Los Cabos o para hacer presentaciones editoriales en los demás municipios. El último evento cultural que trajeron a Los Cabos fue hace casi dos años y medio, donde trajeron un grupo de bailarinas de segundo nivel de Bellas Artes. ¿Eso fue todo? Bueno, en La Paz sí hicieron muchos eventos durante su gobierno, pero eso es culpa del Gobernador, que solo Gobernaba para La Paz y Comondú, el resto no existía para él.
  8. Se olvidó de la Educación. Durante el Gobierno de Marcos Covarrubias Villaseñor, no existió gran avance en el sector educativo. Es cierto que inauguró aulas a precios inflados, como fue de costumbre, pero no crearon aulas en la cantidad suficientes para que todos los niños y niñas tengan un lugar en el sistema educativo público. Además de eso, en éstos años de gobierno, se vieron más protestas docentes que nunca, y en Los Cabos, se llegó a más de un mes sin clases en las escuelas públicas por la huelga docente. Para dar un ejemplo del daño causado, se puede ver que en la Escuela Primera Rosario Morales, de Cabo San Lucas, alrededor de 10 niños fueron cambiados por sus padres a escuelas privadas, con el costo que eso representa (miles de pesos por mes).
  9. Se escondió durante el Huracán Odile. El huracán Odile mostró a quienes tenían pantalones y quienes no. No solo en el barrio o la colonia, donde cada uno de nosotros salía con un machete a cuidar el frente de la casa o negocio, cuando los policías desaparecieron y las autoridades se escondieron. Y así como dicen que el alcalde de Los Cabos, José Antonio Agúndez Montaño estaba de vacaciones no autorizadas en Las Vegas cuando justo llegó el Huracán Odile a éste municipio, pues así también, hay que decir que el Gobernador de Baja California Sur (de ese entonces), Marcos Covarrubias Villaseñor, se escondió de miedo, y no supo qué hacer durante el Huracán mayor que destruyó gran parte de Los Cabos, y parte de La Paz. Durante dos días, distintas personas de su entorno personal, desconocieron dónde se encontraba el Gobernador. El hombre desapareció por dos días, y volvió al tercero, así como leen, como Lázaro, salió de su “tumba” o escondrijo, con su sonrisa de careta diciendo que había venido de incógnita al Municipio de Los Cabos para ver cómo estaba acá. Qué raro, aquí nadie le vio, ¿con quién estuvo? pues, dijo que vino solo, con su guardaespalda, que agarraron el auto y llegaron hasta acá, casi a escondidas, para que nadie lo viera, para ver cómo estaba por acá, y se regresaron a La Paz. Pues ¡qué mentiroso!, si hubiera estado aquí, le hubiéramos visto. Aquí todos andábamos como zombies por las calles, y nadie lo vio, ni él se bajó a hablar con nadie. Además, si es que vino como dijo, ¿a qué vino? Él tenía que estar en su puesto, gobernando desde allá, organizando todo para enviar ayuda, y venir ya con soluciones y no a mirar en secreto, pero no, él dijo que vino con su guardaespalda quien sabe a qué. Quien sabe en qué rancho se quedó, pero a Los Cabos no llegó, después del Huracán Odile andaba con miedo y se escondió de la vergüenza de la pésima planeación de obras y estrategias preventivas para evitar esta clase de tragedias. En ese entonces, recuerdo que cuando todos se reían de Noticabos por publicar tanta información de los Huracanes (aunque estuvieran lejos), yo puedo decir que fallaron todos, falló la sociedad creída que pensó que jamás llegaría un huracán fuerte aquí a Los Cabos, fallaron los de Protección Civil que creyeron que con habilitar unos albergues (en escuelas) ya está por terminada la cosa, y fallaron las autoridades que se escondieron o no hicieron nada en las horas inmediatas después del Huracán Odile. [Ver también: #Relato Una noche de terror después del Huracán #Odile #LosCabos #BCS]
  10. Ató a la Prensa. Durante el Gobierno de Marcos Covarrubias Villaseñor, la prensa mayoritaria no habló mal de su gobierno, todo era fantástico según se veían en los titulares, nadie lo criticaba, todo marchaba sobre rieles… Pero así como un dedo no puede tapar al sol, así tampoco los periódicos no pudieron tapar a todos los muertos que quedaron tirados por las calles de La Paz, y los mismos medios comprados tuvieron que cubrir las noticias de ejecuciones, pero sin mencionar al gobierno estatal, y para tratar de desviar la atención, solo decían: “guerra entre narcotraficantes”, o cosas por el estilo, como si fuera algo “entre ellos” que no afectaría a la sociedad. Hoy, la sociedad paceña vive con miedo, y siguen idolatrizando a los mismos medios que se hicieron ricos durante el gobierno saliente. Los medios independientes no recibimos jamás ningún apoyo del gobierno saliente por orden del mandatario estatal. Para controlar a todos los funcionarios y áreas del gobierno, para evitar que nadie apoyara jamás a un medio que no sea del perfil de ellos, crearon un sistema de centralización de la información que pasaba por Comunicación Social, dirigido por Juan Jesús Salvador Salgado Gutiérrez, uno de los más oscuros personajes sirvientes de Marcos Covarrubias. Éste señor que pertenece a un grupo católico parecido al Opus Dei, utilizó métodos de “monopolización” de la información, y todas las dependencias tenían que enviarle el esbozo de boletín de prensa, para que su equipo lo revisara. Después de eso y una vez que lo aprobaban, recién ahí podían enviar a la prensa. De esa manera se “bloqueó” a funcionarios que no eran favoritos, y se puede ver en otros medios que publicaron las noticias estatales al estilo “Copy&Past”, que algunos funcionarios eran mencionados más que otros, y otros muchos no fueron mencionados (bloqueados) por meses o años. Ese fue el estilo que dejó éste gobierno saliente, el “estilo Covarrubias”.

A mi no me importa si el gobierno entrante no me apoya, total, ya estoy acostumbrado. Y no hago ésto o lo otro por apoyo o por interés, sino que mantengo a éste sitio de noticias con mi propio bolsillo, desde el año 2003, el primer sitio de noticias por Internet de Baja California Sur, un sitio independiente que no aceptará “el beso del diablo”, como dicen al acto donde los periodistas “entregan su alma” al Poder, para recibir dinero a cambio de escribir bien del Gobierno de turno.

Cuando lean en otros medios que el gobierno de Marcos Covarrubias Villaseñor fue un buen gobierno, ustedes no digan nada, solo sonrían, porque ya saben como operaba, y no tengo miedo de afrontar consecuencias por ejercer la libertad de expresión o emitir mi opinión y hasta decírselo en su propia cara. ¡Que se vaya Marcos Covarrubias Villaseñor! Esperemos que el siguiente sea mejor.

Anuncios


Categorías:Baja California Sur, Notas, Notas de opiniones

Etiquetas:, , , , , ,

2 respuestas

  1. La cosa es compa, que lo escribes ahora que salió. Unos meses itoes antes hubiera hecho aunque sea humo. Ahora ¿Ya quien le quedrá poner atención?

    Me gusta

  2. excelente articulo.
    suerte

    Me gusta

Yo opino...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: