Ley del Notariado de Baja California Sur

LEY DEL NOTARIADO DE BAJA CALIFORNIA SUR / Pág. 1: TITULO PRIMERO: Del notariado en ejercicio de sus funciones. / Pág. 2: TITULO SEGUNDO: Del Protocolo y de los Testimonios / Pág. 3: TITULO TERCERO: De las Instituciones relativas al Notario / Pág. 4: Transitorios

TITULO PRIMERO: Del notariado en ejercicio de sus funciones

CAPITULO I: De las funciones del Notariado

ARTICULO 1o.- El ejercicio del notariado en el Estado de Baja California Sur, es una función de Orden Público.
Estará a cargo del Gobernador Constitucional del Estado y que por delegación se encomienda a profesionales del derecho a virtud de la patente que para tal efecto les otorga el propio Ejecutivo a fin de que lo desempeñen en los términos de la presente Ley.
ARTICULO 2o.- El notario tiene a su cargo, en los casos en que no estén encomendadas expresa y exclusivamente a autoridades, las funciones de orden público siguientes:

  • I.- Dar formalidad a los actos jurídicos que lo requieran o soliciten las partes interesadas;
  • II.- Dar fe de los hechos o actos que le consten, a requerimiento de la parte interesada.
  • III.- Dar aviso al Archivo General de Notarias y por conducto de éste, al Registro Nacional de Testamentos, de los testamentos que se otorguen ante ellos.

ARTICULO 3o.- La primera de estas funciones se llevará a cabo observando los requisitos del acto en su formación y autenticando la ratificación de que los mismos hagan los interesados ante su presencia. La segunda mediante su intervención de fedatario del hecho o acto.

ARTICULO 4o.-Notario es la persona investida de fe pública para hacer constar los contratos, actos y hechos jurídicos a los que los interesados deban o quieran dar autenticidad conforme a las leyes, y autorizado para intervenir en la formación de ellos, revistiéndolos de solemnidad y forma legal, siendo por lo tanto su función de orden público.

ARTICULO 5o.- La función notarial se ejerce en el Estado por los notarios titulares de una notaria de número y por quienes deban substituirlos conforme a esta Ley.

ARTICULO 6o.- En el Estado de Baja California Sur, habrá un Notario por cada cinco mil habitantes, pero se podrá crear una Notaría en el Municipio o ciudad que no tenga esa población, siempre y cuando a juicio del Ejecutivo sean necesarios los servicios de un Notario en el lugar.

ARTICULO 7o.-En el estado de Baja California Sur únicamente se reconocerá el carácter de Notario Público a quienes el Gobernador del Estado les haya expedido la patente correspondiente, quien se ostente con ese carácter sin tenerla se considerará que incurre en usurpación de funciones.
La patente de Notario Público autoriza a su titular a ejercer el Notariado únicamente dentro de los límites territoriales de la municipalidad para la cual fue expedida; sin embargo, los actos que se celebren ante su fe podrán referirse a bienes que se encuentren ubicados en cualquier otro lugar.

ARTICULO 8o.- La orientación y superación de la actuación notarial quedan a cargo del Consejo de Notarios del Estado.

ARTICULO 9o.- La supervisión de la función notarial está a cargo del Ejecutivo.


 

CAPITULO SEGUNDO: Del ingreso a la función notarial.

ARTICULO 10.- Para ser aspirante de notario y notario, se requiere de patente otorgada por el Gobernador del Estado.

ARTICULO 11.- Para obtener la calidad de aspirante al ejercicio del Notariado se requiere:

  • I.- Ser ciudadano en pleno goce de sus derechos civiles y políticos y tener 30 años cumplidos al día de la presentación de la solicitud a que alude el artículo 11B de esta Ley.
  • II.- Ser Licenciado en Derecho y poseer con una antigüedad mínima de tres años título y cédula profesional, expedidos por la autoridad o institución legalmente facultado para ello.
  • III.- No tener enfermedad habitual que impida el ejercicio de sus facultades intelectuales, ni impedimento físico que se oponga a las funciones de Notario.
  • IV.- Tener una residencia efectiva en el Estado de Baja California Sur por un plazo no menor de tres años inmediatamente anteriores a la fecha de su solicitud.
  • La residencia no se pierde por razones de estudio o desempeño de un cargo público.
  • V.- No haber sido condenado a pena privativa de la libertad por sentencia definitiva por delito intencional y gozar de buena reputación.
  • VI.- Solicitar ante el Ejecutivo del Estado, por conducto de la Secretaría General de Gobierno, la inscripción en el Registro Único de Aspirantes al Ejercicio del Notariado, que para tal efecto llevará el Ejecutivo del Estado.

ARTICULO 11A.- Los requisitos al que se refiere el artículo anterior se acreditarán en los siguientes términos.

  • I. Con copia certificada del Acta de Nacimiento.
  • II. Con copia certificada del título profesional y cédula correspondiente.
  • III. El requisito señalado en la fracción tercera con certificado médico de autoridad o institución legalmente autorizada para expedirlo.
  • IV. La residencia a que se refiere la fracción IV, se acreditará con copia de su inscripción en el Registro Federal de Contribuyentes, Carta de Residencia expedida por el Ayuntamiento respectivo o cualquier otro documento idóneo.
  • V. El requisito señalado en la fracción V, con certificado de no antecedentes penales.

ARTICULO 11B.- El que pretenda ingresar al ejercicio del Notariado en calidad de aspirante, deberá presentar solicitud al Gobernador del Estado acompañando los documentos que justifiquen estar satisfechos los requisitos enunciados en los artículos precedentes. Hecho por el Gobernador del Estado el estudio de la documentación del solicitante y aprobada que fuere, se inscribirá al solicitante en el Registro Único de Aspirantes al Notariado. Para tal efecto el Gobernador del Estado llevará un Libro Oficial de Registros de Aspirantes del ejercicio del Notariado, en donde hará los registros correspondientes en orden de aparición y expedirá la constancia de registro correspondiente en un término no mayor de diez días después de presentada la solicitud.

Dicha constancia acreditará a su poseedor como aspirante al Ejercicio del Notariado, debiendo publicarse en el Boletín Oficial del Gobierno del Estado.

ARTICULO 11C.- A quien realice la solicitud de inscripción de aspirante al ejercicio del notariado y le faltare cumplir con alguno de los requisitos señalados en él artículo 12 de esta Ley, la autoridad le otorgará un término fatal de diez días para que cumpla la prevención respectiva y de no hacerlo en él término señalado se tendrá por no interpuesta la solicitud.

En este caso, no podrá presentarse nueva solicitud hasta que transcurra un año a partir de la fecha de la solicitud considerada no interpuesta.
ARTICULO 11D.- Si después de extendida la constancia de Aspirante resulta que por causa superveniente el favorecido con ella estuviera sujeto a impedimento o incapacidad para el desempeño de las funciones de Notario, quedará privado del derecho que le dio la constancia para ocupar la vacante del Notario que llegue a presentarse y el Gobernador cancelará la citada Constancia y ordenará se haga lo mismo con las inscripciones
de ella. La Constancia de Aspirante es revocable por las mismas causas que lo es el nombramiento del Notario y en todos los casos se seguirá el mismo procedimiento para su cancelación.

No podrán considerarse como Aspirantes al Notariado, los jueces que por ministerio de Ley hayan sido autorizados para ejercer como Notario en los términos del artículo veinticuatro de esta Ley.


 

CAPITULO TERCERO: De los Notarios

ARTICULO 12.- Para obtener la patente de Notario, se requiere:

  • I.- Tener Constancia de Aspirante al Ejercicio del Notariado debidamente expedida;
  • II.- Acreditar no tener impedimento alguno de los señalados en esta Ley.;
  • III.- Existir vacante alguna Notaría de las ya establecidas o de las que se crearen en el futuro.
  • IV. Haber aprobado con la calificación mínima de ocho el curso teórico-práctico que para tal efecto imparta la Universidad Autónoma de Baja California Sur, y el exámen que practicará el Ejecutivo del Estado en términos del reglamento respectivo. A juicio del Ejecutivo del Estado podrá sustituirse el curso teórico-practico señalado en el párrafo anterior por prácticas notariales realizadas durante un lapso de tres meses ininterrumpidos en la notaria pública y en el horario que para tal efecto señale el propio Ejecutivo del Estado. Del inicio y terminación de las practicas notariales, el notario bajo cuya dirección se hubieren realizado, dará aviso al Gobernador del Estado, lo que hará las veces de constancia para justificar este requisito.
  • V. Tener Una residencia efectiva en el Estado de Baja California Sur por un término no menor de cinco años.

El requisito señalado en la fracción I. del artículo anterior se justificará con la original de la constancia respectiva, debidamente expedida. El requisito señalado en la fracción II con los certificados médicos correspondientes. El requisito señalado en la fracción IV con copia certificada de la constancia expedida por la Universidad Autónoma de Baja California Sur, de haber aprobado el curso de 170 horas divididas en un lapso de tres meses, que para tal efecto se realizare. El requisito exigido por la fracción V con la copia de su inscripción en el Registro Federal de Contribuyentes, Carta de Residencia expedida por el Ayuntamiento respectivo o documento idóneo.

ARTICULO 12A.- Cuando estuviere vacante una Notaria, el Gobierno del Estado publicará un aviso en el Boletín Oficial, convocando a los aspirantes al ejercicio del Notariado que pretendan obtener el nombramiento de Notario.

El mismo anuncio se publicará también en un Periódico del lugar de la Notaria cuando lo hubiere, los interesados deberán solicitar por escrito ante la Secretaría General de Gobierno, ser admitidos al curso que para tal efecto impartirá la Universidad Autonóma de Baja California Sur, acompañando la documentación correspondiente y dicha Dependencia anotará en cada solicitud su fecha y su hora de presentación, dando aviso al Gobernador del Estado.

Queda prohibido a los Notarios titulares de una Notaría ubicada en demarcación distinta de la vacante, participar a la convocatoria a que se refiere este artículo.

El Gobierno del Estado señalará el día y la hora para la celebración del curso, dando a conocer a los candidatos, cuando menos con anticipación de ocho días, por medio de comunicación certificada con acuse de recibo dirigida al domicilio indicado en la petición, la fecha y la hora correspondiente de inicio del curso.

ARTICULO 12B.- Llenados los requisitos a que se refieren los artículos anteriores, el Gobernador del Estado expedirá la patente de Notario correspondiente al aspirante, siguiendo estrictamente el orden del registro para aspirantes llevado ante la Secretaría General de Gobierno, en un término no mayor de quince días.

El interesado deberá registrarla en el Gobierno del Estado, en el Archivo General de Notarías, en el Registro Público de la Propiedad y de Comercio de la Capital del Estado. El interesado deberá firmar en la parte correspondiente a los registros de su patente, en los libros destinados para ello, así como en su propia patente y adherirá su fotografía en unos y otras.

Dicha Patente de Notario se publicará por una sola vez en el Boletín Oficial del Gobierno del Estado, sin costo alguno para el interesado y en uno de los periódicos locales del lugar en que se encuentre ubicada la Notaría que va a ocupar, esto último sí a su costo.

ARTICULO 12C.- Se deroga.

ARTICULO 12D.- Se deroga.

ARTICULO 13.- En el Archivo General de Notarías y en el Consejo de Notarios habrá expedientes para cada notario.

ARTICULO 14.- El otorgamiento del nombramiento se publicará en el Boletín oficial del Gobierno del Estado con los siguientes datos: Nombre y apellidos de la persona a quien se le otorga; el lugar donde debe establecer la residencia de su despacho; el número de Notaría que corresponda; la fecha de otorgamiento, los demás que esta ley o su reglamento establezcan y los que a juicio del Ejecutivo sean necesarios.

ARTICULO 15.- El nombramiento de notario público se registrará en el archivo general de notarías y ante el consejo de notarios.

ARTICULO 16.- Para el inicio de sus funciones el notario debe:

  • I.- Rendir la protesta ante el Gobernador del Estado.
  • II.- Otorgar fianza, depósito en efectivo o hipoteca ante el Ejecutivo del Estado por la cantidad equivalente a cuarenta y seis años de salario mínimo vigente en el Estado, a la fecha del otorgamiento. Dicha garantía deberá mantenerse vigente y actualizarse cada dos años, en la misma proporción al salario mínimo que rija en esa fecha;
  • III.- Preveerse en su costa del sello y protocolo, debiéndose éstos reunir las características que marca esta Ley.
  • IV.- Registrar el sello y su firma en el Archivo General de Notarías del Estado y Consejo de Notarios.

ARTICULO 17.- El sello de cada notario debe ser de forma circular con un diámetro de cuatro centímetros, con el Escudo Nacional en el centro e inscrito en derredor el nombre y apellidos del notario, número de la notaría y lugar de residencia.

ARTICULO 18.- En caso de que se pierda o altere el sello que el notario tenga registrado, se proveerá de otro a su costa en el que pondrá un signo que lo diferencie del anterior. Habido un nuevo sello lo informará de inmediato al archivo general de notarías y consejo de notarios del estado por medio de oficio en que conste la impresión del nuevo sello para su registro.

ARTICULO 19.- El sello alterado o el extraviado que se recupere, no podrá ser usado por el notario si ya tiene en uso el nuevo sello sino que deberá entregarlo al Director del Archivo General de Notarías del Estado para su destrucción, de la cual se levantará una acta por duplicado, quedando el original en el archivo y la copia en poder del notario. En igual forma se procederá en caso de vacancia.


 

CAPITULO TERCERO: De los derechos, obligaciones e impedimentos de los Notarios

ARTICULO 20.- Son derechos e impedimentos de los Notarios:

  • I.- Que el cargo de notario titular de una notaría de número sea vitalicio. Los notarios sólo podrán ser separados de su cargo en los casos y términos previstos por esta ley;
  • II.- Poder, como excepciones al principio de la fracción I del artículo 22.
    • a) Desempeñar cargos de instrucción pública y beneficencia;
    • b) Actuar como abogado postulantes en asuntos propios, de su cónyuge, ascendientes, descendientes y demás parientes por consanguinidad y afinidad hasta segundo grado.
    • c) Desempeñar el cargo de miembro del consejo de administración, comisario y secretario de sociedades o asociaciones, sean mercantiles, civiles o de cualquiera otra naturaleza.
    • d) Desempeñar la tutela o curatela legítima.
    • e) Resolver consultas jurídicas.
    • f) Ser arbitrador o secretario en juicios arbitrales.
    • g) Patrocinar a los interesados en los procedimientos judiciales y administrativos en que no exista controversia o litigio entre partes y en especial los necesarios para obtener el registro de escrituras y en todos aquellos relacionados con los impuestos y derechos que se causen por los instrumentos pasados ante su fe.
    • h) Redactar y formular proyectos de leyes, estatutos y reglamentos.
    • i) Desempeñar empleos, cargos o comisiones públicas, previa licencia de ley o sin necesidad de la misma si a juicio del Ejecutivo no existe incompatibilidad para que se siga desempeñando la función notarial.
  • III.- El notario puede excusar de actuar:
    • a) En días festivos y horas que no sean de oficina, salvo que se trate del otorgamiento de testamento, casos de extrema urgencia o de interés social o político. Si el notario considera que no se encuentra en esos supuestos, lo hará saber por escrito al solicitante del servicio en ese momento, para efecto de la responsabilidad en que pudiere incurrir;
    • b) Si alguna circunstancia le impide encargarse del asunto que se le encomiende y hay otra notaría en la localidad.
    • c) Si los interesados no le anticipan los honorarios correspondientes, excepción hecha de un testamento en caso urgente, el cual será utilizado por el notario sin anticipo de honorarios pero podrá retener el testimonio mientras no se le haga el pago que corresponde.
  • IV.- Percibir por los actos en que intervenga los honorarios que autorice el arancel.
  • V.- Permutar sus notarías, a juicio del Ejecutivo y siempre y cuando no se cause perjuicio al interés público. Autorizada la permuta, se extenderá nuevo nombramiento a los notarios.
  • VI.- Separarse de su cargo en los términos que autoriza esta Ley;
  • VII.- Los que esta ley les concede respecto del protocolo, actas en papel ordinario y escrituras;
  • VIII.- Expedir y autorizar testimonios, copias o impresos fotográficos o similares de las constancias que obren en el protocolo bajo su custodia y cobrar por ello los derechos que autorice el arancel;
  • IX.- Asistir a la clausura de su protocolo y a la entrega de su notaría si es suspendido o cesado.
  • X.- Pertenecer a la Asociación de Notarios y ocupar puestos en su directiva, si es elegido para ello; y
  • XI.- Que las inspecciones que practiquen en su notaria sean en días y horas hábiles en su presencia y que el acta que se levante de ellas contenga las declaraciones y razones que crea conveniente exponer;

ARTICULO 21.- Son obligaciones de los Notarios:

  • I.- Actuar en el lugar donde se deba establecer su notaría, pudiendo ausentarse solo en los casos y con los requisitos que señala esta Ley.
  • II.- Establecer dentro de los treinta días hábiles siguientes a su protesta, despacho en un lugar adecuado, fácilmente accesible al público y colocar en la entrada un letrero con su nombre y apellido y con el número de la notaria.
  • III.- Dar aviso al iniciar sus funciones, al Ejecutivo del Estado, a las oficinas del Registro Público y fiscales de su jurisdicción, al archivo general de notarías y al consejo de notarios.
  • IV.- Ejercer sus funciones cuando fuere requerido, siempre que no exista para ello algún impedimento o motivo de excusa; y hacerlo con la mayor diligencia y eficiencia posibles;
  • V.- Guardar secreto de los actos pasados ante ellos, salvo los que requieren las autoridades judiciales o administrativas.
  • VI.- No recibir ni conservar sumas de dinero ni documentos a su nombre que representen numerario, a menos que se trate de honorarios por su trabajo o del importe de impuestos y derechos que deba pagar.

El Notario podrá a recibir, a su juicio, depósitos o documentos a cargo de personas que requieran sus servicios que representen el importe de obligaciones que se deban cumplir a favor de terceros, en los términos de los contratos o convenios celebrados o que vayan a celebrar en el futuro. En el supuesto de recibir depósitos en efectivo, lo deberá depositar en una institución de crédito, asentando la causa y motivo del mismo. Los Notarios podrán llevar una cuenta especial para el manejo de estos depósitos.

  • VII.- Los demás que este u otros ordenamientos jurídicos le impongan.

ARTICULO 22.- Son impedimentos de los notarios los siguientes:

  • I.- Desempeñar cualquier empleo, cargo o comisión pública o privada el mandato judicial; la profesión de abogado, de agente de cambio; la actividad de comerciante o ministro de cualquier culto.
  • II.- Intervenir en actos o hechos que correspondan en exclusiva a otros funcionarios.
  • III.- Actuar en actos en que intervengan por sí o en representación de otros el cónyuge del notario, sus parientes consanguíneos o afines en la línea recta sin limitación de grado, los consanguíneros en la colateral hasta el cuarto grado inclusive y los afines en la colateral hasta el segundo grado.
  • IV.- Ejercer las funciones cuando el acto les interese, o tengan interés legal su cónyuge o alguno de sus parientes en los grados que expresa la fracción anterior;
  • V.- Ejercer sus funciones cuando el objeto o fin del acto es contrario a una ley de orden público o a las buenas constumbres;
  • VI.- Actuar cuando el objeto del acto sea fisica o legalmente imposible.

CAPITULO CUARTO: De la separación y de la suplencia de los notarios

ARTICULO 23.- Los notarios podrán separarse del ejercicio de sus funciones o ausentarse del lugar de su residencia hasta por treinta días sucesivos o alternados en cada semestre, dando aviso al Ejecutivo del Estado, al archivo general de notarías, al consejo de notarios y a quien deba suplirlos, salvo cuando dicha ausencia no sea mayor de tres días hábiles.

ARTICULO 24.- Los notarios del Estado podrán celebrar entre ellos mismos o con los notarios adscritos, convenios para suplirse recíprocamente en sus faltas temporales o en los casos de licencia. Los convenios deberán celebrarse dentro de los treinta días hábiles siguientes al inicio de sus funciones, sin que un notario de número pueda suplir a más de un notario titular a la vez. Los convenios podrán substituirse las veces que lo requiera el interés público. Si los notarios no celebran convenios de suplencia dentro del plazo que se les concede, el Ejecutivo determinará en cada caso, la forma de llevarse a cabo ésta, y las personas que deban suplirse entre si. El suplente podrá ser un Juez de Primera Instancia del Ramo Civil, en los lugares donde no exista otro notario.

ARTICULO 25.- Cada notario titular tiene derecho para proponer al Ejecutivo del Estado a un aspirante al Notariado para que sea designado como su notario adscrito, a efecto de que lo supla en sus faltas temporales o en los casos de licencia, expidiéndole en su caso el Gobernador del Estado nombramiento, si el propuesto llena los requisitos de Ley.

ARTICULO 26.-Los nombre de los notarios que vayan a suplirse entre sí, serán registrados y publicados en la misma forma que el nombramiento.

ARTICULO 27.- Los notarios tienen derecho a solicitar y obtener del Ejecutivo del Estado, licencia para estar separados de su cargo hasta por el término de un año renunciable.

ARTICULO 28.- Si se trata de licencia para desempeñar un cargo o empleo público, el notario solicitará la licencia para separarse de la función notarial por todo el tiempo que dure su encargo, la que será concedida a juicio del Ejecutivo. Si el cargo es de elección popular, no podrá negarse dicha licencia.

ARTICULO 29.- Los notarios adscritos, recibirán nombramiento del Gobernador del Estado, si reúnen al momento de su designación, los requisitos previstos en el artículo 11 de esta Ley.

El suplente o adscrito actuará sólo en las ausencias temporales o en los casos de licencia del notario titular, previa notificación de éste por escrito al Ejecutivo del Estado, al Archivo General de Notarías y al Consejo de Notarios.

El Notario adscrito podrá actuar conjuntamente con el Notario Titular, a petición de este último, en el supuesto de que el Titular cuente con más de 20 años de ejercicio o tenga más de 55 años de edad. En caso de ausencia definitiva del Notario Titular, quedará encargado del despacho el Notario Adscrito y se le otorgará Patente definitiva como titular de dicha Notaria.

El Ejecutivo otorgará al suplente el nombramiento correspondiente cuya vigencia será por el tiempo en que el titular se encuentre separado de la notaria y sin que genere para el suplente derecho alguno.

ARTICULO 30.- Los notarios suplentes tendrán igual capacidad funcional que la del notario titular y los documentos e instrumentos que autoricen tendrán el mismo valor.

ARTICULO 31.- El nombramiento del notario suplente se revocará a solicitud del notario titular o por alguna de las causas que señala esta ley.
Las disposiciones aplicables a un notario titular lo son también para el suplente ARTICULO 31Bis.Los Notarios Públicos podrán asociarse por el tiempo que estimen conveniente.

Los Notarios asociados podrán actuar indistintamente en un mismo protocolo, que será el del Notario más antiguo y en caso de disolución del convenio de asociación, cada Notario seguirá actuando en su propio protocolo.

La falta definitiva de cualquiera de los Notarios que se encuentren asociados, será causa para la terminación del convenio de asociación y el Notario que se quede en funciones continuará usando el mismo protocolo en que se haya actuando.

Si el protocolo perteneciera al Notario faltante, deberá expedirse nueva Patente al que continúe en ejercicio y mientras tanto, continuará actuando en el mismo protocolo con su número y sello anteriores. Expedida la nueva patente, se utilizará el sello anterior y el notario deberá proveerse de un nuevo sello. La notaría que en razón de este artículo quede sin titular, quedará vacante.

Los convenios de asociación y la disolución de los mismos, por cualquier causa, deberán notificarse al Ejecutivo del Estado y registrarse en el Archivo General de Notarías. De la misma manera, se hará la publicación respectiva en el Boletín Oficial del Gobierno del Estado.

CAPITULO QUINTO: De la suspensión y cesación definitiva de los notarios

ARTICULO 32.- Son causas de suspensión de un notario en el ejercicio de sus funciones:

  • I.- Ser sujeto a proceso por delito doloso en que haya sido declarado formalmente preso, hasta que se pronuncie sentencia definitiva, si es absolutoria hará terminar la suspensión.
  • II.- Llevar una conducta que causa descrédito a la función notarial.
  • III.- Padecer enfermedad, que imposibilite en forma transitoria para ejercer la función notarial, sufriendo en tal caso efecto la suspensión durante todo el tiempo que dure el impedimento. Tan luego como el Ejecutivo tenga conocimiento de que un notario esta imposibilitado para ejercer, lo comunicará al consejo de notarios para que designe en un plazo de 15 días hábiles, dos médicos legalmente autorizados para ejercer su profesión, para que dictaminen acerca de la naturaleza del padecimiento, si éste lo imposibilita para actuar como notario.
    El peritaje será enviado directamente al Ejecutivo a la brevedad y con copia para el consejo de notarios.
    Para que surta efectos la suspensión deberá ser resuelta por el Ejecutivo, previa audiencia del notario que se
    pretende suspender en los casos de las fracciones II y III.
    Decretada la suspensión, deberá designarse un notario suplente en los términos del artículo 29 de esta Ley.

ARTICULO 33.- Quedará sin efecto el nombramiento expedido a favor de un notario, si dentro del término de los ciento ochenta días hábiles siguientes al de su protesta ante el Ejecutivo, no inicia sus funciones y establece oficina en el lugar en que deba desempeñarlas.

ARTICULO 34.- Será revocado el nombramiento otorgado a favor de un notario si transcurrido el término de la licencia que se le hubiere concedido, no se presenta a reanudar sus labores, sin causa debidamente justificada. En este caso y en el anterior, quedará vacante la notaría.

ARTICULO 35.- El cargo de notario termina por cualquiera de las siguientes causas.

  • I.- Renuncia expresa.
  • II.- Muerte.
  • III.- Por dejar de actuar en su protocolo durante más de dos meses en el año, sin previa licencia.
  • IV.- Por no desempeñar personalmente sus funciones, de acuerdo con la ley.
  • V.- Por resolución dictada por el Ejecutivo del Estado en los términos y condiciones de esta Ley.
  • VI.- Por imposibilidad permanente del notario, sea por enfermedad incurable, o edad avanzada que lo hagan inepto para el desempeño de la función notarial.
  • VII.- Por no conservar vigente la garantía que responda de su actuación.

ARTICULO 36.- La declaración de que el notario queda definitivamente separado de su cargo lo hará el Ejecutivo del Estado, previo el trámite que marca el capítulo de responsabilidad a menos que se trate de renuncia o muerte.

ARTICULO 37.- Los encargados de las oficinas del Registro Civil ante quienes se consigne el fallecimiento de un notario lo deberán comunicar inmediatamente al Ejecutivo.

ARTICULO 38.- Siempre que se promueva judicialmente la interdicción de un notario, el Juez respectivo lo comunicará al Ejecutivo.

ARTICULO 39.- Cuando un notario dejara de prestar sus servicios por cualquier causa, en forma definitiva, se hará la publicación correspondiente por una sola vez en el Boletín Oficial.

ARTICULO 40.- En caso de cesación definitiva de un notario titular, el Ejecutivo hará nuevo nombramiento.

ARTICULO 41.- El sello del notario que cese en sus funciones será recogido y enviado al archivo general de notarías para su destrucción.

ARTICULO 42.- Se cancelará la garantía constituida por el notario si se llenan previamente los siguientes requisitos:

  • I.- Que el notario haya cesado definitivamente en el ejercicio de sus funciones.
  • II.- Que solicite por parte legítima, después de un año de la cesación.
  • III.- Que no haya queja pendiente de resolución, que importe responsabilidad pecuniaria para el notario.
Anuncios

Páginas: 1 2 3 4

Un comentario sobre “Ley del Notariado de Baja California Sur

Agrega el tuyo

Yo opino...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: