OOMSAPASLC bajo sospecha de lucrar con el agua potable en #LosCabos

Atendiendo una denuncia ciudadana, fui hasta un pozo de agua a investigar ¿Por qué hay tanta escasez de agua potable en el centro de la ciudad?

¿No sé si ustedes se dieron cuenta que cada vez llega menos agua potable a sus casas? Ésta carencia se nota más en Cabo San Lucas que en San José del Cabo. Tal vez se dieron cuenta que el agua ya no está llegando el agua todos los días, e inclusive se puede ver ésta carencia en el centro, donde era el sector más importante de la ciudad y donde nunca solía faltar. Si les dije que en el centro falta agua ¿se pueden imaginar cómo sufren en las colonias por la falta de éste vital líquido?

Durante todo éste tiempo de la presente administración municipal, el servicio de Agua Potable ha estado de mal en peor, y la respuestas llegan en boletines de prensa como si excusas: “la expansión demográfica en Los Cabos ha sido demasiada, y no hay agua para todos” o “las cañerías son muy viejas, y se rompen constantemente“,  o “no funciona planta desaladora de Los Cangrejos por falta de repuestos, corte de energía o paro técnico“, o también porque “el problema en Los Cabos son las tomas clandestinas“…

Mucho calor y poca agua

Ayer me tomé el tiempo para ir a ver directamente un pozo de agua que se encuentra en Cabo San Lucas, y me encontré con una bomba que no paró de extraer agua para llenar las pipas que hacían filas para vender el agua en la ciudad.

Hablo del Pozo conocido como el Pozo o Toma de Agua número 4, que se encuentra en el Camino Viejo a San José, entre el hotel Villa del Palmar y el Hotel Riú, por un camino de arena. Llegué cerca de las cuatro de la tarde, con una temperatura aproximada de 35°C muy cerca de donde otros disfrutaban de la playa, yo andaba dando vueltas por el lugar para ver en primera persona lo que ocurría en ese pozo.

Al llegar me encontré con diez camiones transportadores de agua, conocidos aquí como pipas. Algunos de ellos cargan ocho mil litros, otro diez mil, quince mil y -según me dijeron-, los más grandes cargan hasta veinte mil litros de agua. Había uno que tenía el logo del gobierno del Estado, y según me dijo el chofer, ese estaba a disposición del Dr. Larumbe, y que según dijo el chofer, él iba a llevar agua al Hospital. El chofer de la pipa del Gobierno se fue gritando que vaya a las colonias a preguntar para que sepa que también repartían gratis a las colonias. Los otros camiones que estaban ahí eran privados, no repartían gratis el agua, sino que lo venden -bien caro- con precios que varían de acuerdo a la cantidad y a la zona, o inclusive al cliente, entre mil y mil quinientos pesos.

En el lugar me encontré con gente que no quería decir ninguna palabra. El cuidador agarró su teléfono celular y llamó a su jefe, éste le dijo que no diera ninguna entrevista y que cualquier cosa, me darían información a través de la oficina o boletines de prensa.

Yo solo quería saber ¿por qué hay tanta escasez de agua? pero las órdenes que recibió le selló la boca, no quiso colaborar con la Prensa, evadiendo preguntas y sin decir nada concreto. Eso me llamó la atención, como si ocultaran algo. Inclusive en un momento le dije al administrador, “dime algo… ¿por qué falta agua”, y el hombre miró mi cámara de fotos, y le dije que era sola una cámara de fotos, entonces palpó el chaleco de prensa que yo llevaba puesto, y me dijo directamente: “seguro trae micrófonos ocultos“.

Yo nunca había visto algo parecido en mi vida, ni siquiera los policías ni militares me cachearon para ver si traía micrófonos ocultos en una simple entrevista, por lo que eso me llamó la atención y un fugaz pensamiento de “algo esconden éstos” cruzó por mi mente. Finalmente, después de puras evasivas, me dijo algo… ¿Saben lo que me dijo? “Falta agua por culpa de los usuarios… Los usuarios de Los Cabos están mal acostumbrados a desperdiciar el agua, y eso pasa principalmente en el centro. La gente desperdicia demasiada agua, no la saben cuidar“. Yo estaba perplejo. Por un momento quedé con la boca abierta, puesto que esperaba cualquier otra excusa, menos que le echen la culpa al usuario.

En ese momento llegó un vehículo de OOMSAPASLC, y se bajaron tres personas con sus respectivos uniformes. Los tres fueron llegando de a uno, y pasaron a mi lado… Todos me saludaron, pero los primeros dos se comportaron más que huidizos cuando me identificaba diciéndoles que era de Noticabos y que quería hacerle alguna pregunta. El tercero de ellos fue el más educado de todos, se tomó unos minutos para atenderme, y me dijo que eran del área jurídica (dos abogados) y un síndico. Según me dijo éste caballero, que ellos no podían hablar del tema, entendí que porque no era su área. Se le notaba tan incómodo con mis preguntas, así que directamente le pregunté: “¿Usted tiene miedo de perder el empleo si me da una entrevista?” Me respondió que no, pero con una mirada evasiva.

Yo solamente quiero saber por qué no hay agua en el centro ¿por qué no quieren hablar del tema?. Lo que me respondió, estaba fuera de las excusas que había escuchado con anterioridad: “el problema de la falta de agua es que hay demasiadas tomas clandestinas“. Yo no podía creer, me di cuenta que el tema la escasez de agua en Cabo San Lucas se había convertido como en un arbolito de navidad, donde las excusas eran globitos de colores y cada uno adornaba el arbolito con un adorno distinto. Ya casi sonriendo le pregunté si también tenían culpa los morosos por la escasez del vital líquido.

Salí de ahí sin haber recibido una sola respuesta clara y contundente sobre la escasez de agua. Yo veía que había agua en el pozo, pero no había agua en las cercanías de la ciudad.

La sensación que tuve fue de que el personal de OOMSAPASLC y/o los empleados de los pozos de agua, no tienen permitido hablar sobre la escasez de agua. ¿Por qué será? ¿Qué esconden? Las excusas son variadas para justificar la falta de agua, y en un rato había escuchado dos nuevas: la culpa de los usuarios y las tomas clandestinas.

Excusas, excusas, excusas… Agua hay, y yo pude ver cómo llenaban las pipas con miles de litros (entre diez y 20 mil). Lo que no hay es una distribución adecuada por la red de Agua Potable del Organismo Operador Municipal del Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Los Cabos (OOMSAPASLC).

Me fui caminando por el camino arenoso, mientras una pipa que pasó a mi lado echó un poco de agua al doblar en la salida del precio para retomar el camino viejo de San José, camino al centro. La pipa iba rebosando de agua, y me di cuenta que así como esa, muchas otras habían mojado ya el lugar, porque en esa zona el camino estaba muy resbaladizo, lleno de fango. Yo tuve que saltar y tratar de no mojarme los pies, y seguí caminando. Mire para atrás, y entonces entendí…

No es que no hay Agua en Los Cabos… Agua hay, pero les dan a las pipas. Alguien (de otro lugar) me había dado una pista, y me había dicho que investigara si cerraban el paso de agua al centro para cargar pipas…  Las sospechas eran altas, pero ante la falta de colaboración de los empleados, no pude saber más al respecto. No pude confirmar si cerraban los pasos de agua, pero sí vi que no paraban de cargar agua a las pipas. Y estamos hablando de entre 10 y 20 mil litros de agua por pipa, es decir que podemos hablar de un promedio de 15 mil litros por unidad. En el rato que yo estuve allí, vi cargar como a cuatro o cinco de ellas, fueron como 60 o 75 mil litros de agua en media hora, ahora multipliquen eso por muchas horas por día, mientras esté abierto el pozo, muchas pipas a precios variados: muchos de ellos (de los piperos particulares) cobran una tarifa de entre $1000 y $1500 pesos por los diez mil litros, por lo que en las colonias prefieren esperar a las pipas del Gobierno, esas que supuestamente son para regalar agua en todos lados, bueno esas regalan en algunas partes y cobran en otras, y por lo que algunas personas, muchos vecinos de las colonias les terminan comprando a mitad de precio (entre $600 y $700) a los piperos del gobierno. ¡Estamos hablando de millones de litros por mes que sale de un solo pozo! ¡Estamos hablando de cientos de miles de pesos o millones de pesos al mes que que van para los piperos, o para los dueños reales de las pipas (y ahí ya no sé si hay autoridades o políticos involucrados).

 

Mientras yo buscaba respuesta, la respuesta pareció estar siempre ahí: había agua en el pozo, pero no llegaba el agua a las casas cercanas…. Antes de llegar a ese lugar, me habían pasado un dato que ya no parecía ser tan descabellado: (me habían dicho: “cierran el paso el paso de agua que surte la red potable del centro, para así poder cargar pipas”…). Miles o tal vez millones de litros por día que sacan de ese lugar, mientras que no hay agua ni en el centro.

Sí así está el centro y las colonias aledañas, imaginen cómo están las colonias. En el centro no había caído agua en casi toda la semana, algunos me dijeron que apenas una vez, en algunas colonias una vez en seis semanas… ¿Qué pasa entonces? ¿De cuántos millones de litros estamos hablando? ¿En cuántos millones de pesos al pesos podemos traducir todo ésto? No es una afirmación comprobada de que exista éste lucro del agua, sino solo lo que parece ser: parece ser un brutal negocio con el agua potable. Lo dejo a la opinión de ustedes.

Me fui caminando de ahí, y recorrí el trayecto del camino de arena hasta llegar a la zona donde están los taxis. En el camino me crucé con dos pipas más que regresaban por más agua. En mi mente resonaban las palabras de la persona que me había fomentado la denuncia ciudadana: “si en el pozo 4 dejaran de cargar agua a tantas pipas, no habría problemas con el suministro de agua potable en el centro (y en otras cuantas colonias cercanas al centro) de Cabo San Lucas”… “Ahí cierran el paso de agua al centro para cargar pipas”, me había dicho.

El Pueblo sanluqueño tiene derecho a obtener respuestas, la gente tiene derecho a saber qué pasa con el agua, sin embargo, del otro lado parece que no quieren que los empleados hablen con los periodistas ¿hay algo que ocultar?

 

 

En el resto de la tarde me quedé haciendo muchas cosas, me quedé hasta la noche… Después me fui a la casa a descansar; eran casi las once de la noche y solamente me quería bañar y tirarme a la cama. El calor estaba insoportable y abrí la llave de la regadera pero no cae ninguna gota, todavía no había llegado el agua potable al centro y a las colonias aledañas de la ciudad.

Anuncios


Categorías:Baja California Sur, Cabo San Lucas, Municipio Los Cabos

Etiquetas:, , ,

Yo opino...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: