Tradiciones de Los Cabos: desde los Pericúes hasta las “fiestas tradicionales” #Cultura #BCS

Dibujo: Los Pericúes y las Pitahayas - Giusttav

Dibujo: Los Pericúes y las Pitahayas – Giusttav

Las Fiestas populares (mal llamadas “tradicionales”) han ido menoscabando la verdadera esencia cultural de la “Antigua California” en esta parte de la Península, privilengiando el entretenimiento por sobre la Historia, Costumbres y Creencias de los antiguos pericúes y de los descendientes de los primeros colonizadores de estas tierras.

Las Tradiciones que existían en la región de Los Cabos son muchas más que las que se pueden ver en las Fiestas Tradicionales de San José del Cabo o en la de Cabo San Lucas, puestos que éstas están centralizadas en los espectáculos musicales en vivo, así como otros eventos organizados por el Gobierno local, donde están las carreras de caballos y las -hasta ahora- lamentables peleas de gallos.

Los Cabos

El Municipio de Los Cabos es una región entremezclada de civilización y barbarie, donde existen muchas particularidades que dan matiz especial y único en el mundo, un lugar donde se puede soñar con un mejor porvenir, viviendo tan cerca del atraso. A un paso se puede encontrar el lujo, a dos pasos está la precariedad.

Aquí se puede ver el desierto de un lado, y del otro a grandes construcciones hoteleras bordeando al mar, ganando poco a poco espacio al “monte de cactus” donde antes habitaban los antiguos pericúes, los cuáles fueron exterminados en la colonización de la región.

La región de Los Cabos ha ido cambiando demasiado, por lo que en general, podemos clasificarla en al menos cuatro etapas:

  1. Época de los pericúes,
  2. Etapa colonizadora (época de los primeros colonizadores “blancos”, descendientes de europeos y otros de otras partes del país) ,
  3. Etapa pesquera (cuando la Pesca era la actividad predominante en Cabo San Lucas) y
  4. Etapa turística (actualidad).

La Historia que cuentan los pobladores de la tercer etapa (Etapa pesquera) es que Cabo San Lucas era un pueblo pesquero, donde  existían un montón de casas dispersas, y cada uno tomaba la tierra que quería: “hasta aquí es mío” decían y marcaban el límite de sus casas. Era una época donde sobraban terrenos, y habían escasos pobladores, la mayoría pescadores.

En ese entonces, cuando yo era chica“, me comentó la otra vez, doña Esperanza Manríquez, “todo esto era monte (refiriéndose por monte a la zona agreste llena de cactus y otras plantas espinosas), y había muy pocas casas. Si queríamos ir hasta San José del Cabo, teníamos que esperar un camión de un señor que se llamaba Mochenco, pero había que avisar el día anterior en una casa que quedaba allá cerca de lo que ahora es el boulevard, para decirles que al otro día temprano íbamos a ir hasta a San José. Ahí anotaban a uno (como pasajeros) y al otro día venía el camión de Mochenco temprano y hacía sonar la bocina frente a tu casa. Y uno tenía que salir rápido, porque sino se iba. Te venía a buscar a domicilio bien temprano, juntaba a unos pocos pasajeros que vivían cerca y los otros esperaban ahí en la casa donde había que registrarse, y así podíamos ir hasta San José del Cabo“. En cuanto a las fiestas, no existían las “Fiestas Tradicionales” de Cabo San Lucas o de San José del Cabo, solo recuerda la discoteca de Rafa, un sesentero DJ que tenía su puestito en la playa, ahí donde ahora está “The Office”, en la playa El Médano.

Cuentos de Medianoche

En cuanto a la historia mística de esta zona sur de la Península, pude recopilar algunas historias raras donde se mezclan los miedos y la imaginación de la gente de las poblaciones cercanas, con brujas, brujos, espectros y hasta nahuales parecen ser elementos comunes en la región de La Candelaria, El Pescadero y Todos Santos.

En Todos Santos, es muy famosa una “leyenda” que dice que dos brujas se convirtieron en zorras que aparecen en la carretera durante la noche, peleando en la noche, y si uno las ve de cerca o las chocan con un vehículo, éstas se vuelven a convertir en feas brujas que asustan al conductor. En la región de La Candelaria, me comentaron de la existencia de personas-nahuales, que podían convertirse en animales cuando nadie los veía, para trasladarse a grandes distancias o para andar en el monte. En la región de El Pescadero, que si uno viaja de noche por la carretera o por algunos caminos cercanos, se puede ver una sombra que anda por las copas de los árboles, saltando de una en otra, como si acompañara a la velocidad del vehículo.

Por supuesto que yo no doy fe por ninguna, y me parecen cuentos desarrollados por unas mentes muy imaginativas, con algunos elementos que tal vez perduraron desde la época de los antiguos pericúes.

Tradiciones de los Pericúes

En la época de los pericúes, las tradiciones principales eran:

  • La Cosecha de las Pitahayas* (fruta preferida de éstos aborígenes) era tan importante para ellos, que los antiguos jesuitas comparaban ese evento como si fuera el “Carnaval de los Pericués”, generalmente era una actividad en donde participaban hombres, mujeres y niños.
  • Recolección de Ostras y Perlas y objetos decorativos que juntaban en las playas, con las cuales las mujeres gustaban fabricaban adornos para colgarse de las guedejas de sus cabellos.
  • La Caza, Pesca y la Guerra era cosa de hombres. Pescaban con redes, Cazaban generalmente con arco y flechas, y entraban continuamente en guerras (entre ellos y otros pueblos, principalmente contra los Guaycuras, sus eternos enemigos), gritaban como salvajes antes de entrar a combate.
  • * “Segunda Cosecha de las Pitahayas“, se trataba de una costumbre de los perícues, llamada así por los jesuitas, la cual consistía en: “para volver a usar de ellas [pitahayas] después de haberlas comido y digerido, no desechaban sus deposiciones [excrementos], sino que de aquello que antes fue pitahaya separaban con indecible paciencia los pequeñísimos granos de la fruta que quedan sin digerirse, los tuestan, los muelen y reducidos a harina los conservan para comerlos después en el invierno“. [Tomado del libro: Historia de la Baja California, del jesuita Francisco Javier Clavijero, pág. 24 (1731-1787)].
  • Bailes, luchas y carreras: en tiempo de paz, las familias (formadas por un hombre y muchas mujeres) invitaban a otras, donde gustaban danzar o bailar, desafiarse en luchas, y hacer carreras pedestres.
  • Creencias religiosas: creían en una deidad conocido como Niparaja (creador del cielo, tierra y el mar) el cual tenía una esposa llamada Anajicojondi (quien era solo espíritu, es decir que no tenía cuerpo), con la cual creían que tuvo tres hijos, de los cuáles había uno -llamado Cuajaip– que se hizo hombre, y enseñó muchas cosas a los pericués. También creían en otro “dios” llamado “Tuparán” (al que otros pericúes también llamaban “Bac”), el cual peleó con Niparaja y perdió, por lo que éste le quitó todas las pitahayas. Sin embargo, los pericúes estaban divididos en dos clases de “sectas”, puesto que algunos creían en Niparaja y otros en Tuparán, como su deidad superior. Pero salvo esas creencias, no tenían templos, altares, sacerdotes ni sacrificios [Tomado del libro: Historia de la Baja California, del jesuita Francisco Javier Clavijero, pág. 28].

Tradiciones posteriores

Después que exterminaron a los pericúes, los españoles y descendientes de éstos que habitaron estas tierras, borraron los rastros de la cultura y tradiciones existentes en este sector de la península para construir una nueva, con algunos vicios de estos nuevos colonizadores.

Por tal motivo, si hablamos de “Tradiciones”, deberíamos pensar en un todo, y no solo en la parte “moderna”. Debemos remontarnos a cómo vivían antes de la llegada del hombre blanco, recordarlos y rendir respeto a los antiguos pericúes. Pero aquí se borró todo lo antiguo y se “creó” una nueva memora colectiva, la memoria del hombre blanco que cometió genocidio contra los aborígenes locales.

A partir de allí crearon “nuevas” tradiciones en esta tierra, donde podríamos decir que todas deberían girar alrededor de las costumbres de los ranchos sudcalifornianos: preparar comidas regionales, tomar café de talega, hacer recorridos en cabalgatas fuera de las zonas urbanas (como si fuera un día dedicado a convivir con la naturaleza), competir en carreras de caballos (pero por el honor y diversión, sin necesidad de grandes sumas de dinero en apuestas), y un montón de otras sanas convivencias.

Actualmente se continúa con muy pocas tradiciones pericúes, como la llamada “Fiestas de las Pitahayas” (o Expo Feria de las Pitahayas) que se realiza en el mes de julio en el pueblo de Miraflores (el cual queda en este municipio cabeño) [ver nota: XXI Expo Feria de la Pitahaya 2011 en Miraflores]. Aunque por suerte no realizan la “Segunda Cosecha de las Pitahayas” que practicaban los pericúes.

Fiestas “Tradicionales”

Las Fiestas Tradicionales de Cabo San Lucas y de San José del Cabo ya nada tienen que ver con las “tradiciones” reales, sino con fiestas populares para entretener al público, una especie de “Pan y Circo” de los antiguos romanos, las autoridades dan “fiestas” para que el gentío ande contento unos días.

Y ya que estamos en época de las Fiestas Tradicionales de San José del Cabo, se puede agregar que éstas son las más importantes de Los Cabos, puesto que contienen variados eventos que van desde espectáculos musicales en vivo, con músicos locales, nacionales y hasta internacionales, y otros eventos como cabalgadas, carreras de caballos, competencias deportivas de locales, espectáculo de boxeo de profesionales (a nivel nacional), algunos eventos culturales (como concurso de poesía) y entre todos ellos, las lamentablemente peleas de gallos.

Gallos y Medianoche

Todavía cuesta creer que las autoridades de un municipio (en este caso, de Los Cabos) organicen sangrientas peleas de gallos para entretener a la población rural y urbana, donde las apuestas suben mientras que los viciosos apostadores se gritan con los ojos inyectados de adrenalina, para ver que animal muere primero.

Lo peor de todo, es que éstas absurdas costumbres parecen que van a durar, puesto que ningún grupo de los llamados “ecologistas” -locales o foráneos- hacen campaña para detener dichas sangrientas peleas, o tal vez más de uno esté apostando junto a los gallos de las autoridades municipales.

Tradiciones vs. Fiestas Populares

Las Tradiciones son un conjunto de costumbres y reflejo cultural de un determinado lugar, y nos sirven para recordar cómo se vivía en el Pasado.

Mientras que las “Fiestas Tradicionales” de Los Cabos se convirtieron en el “Pan y Circo” de un pueblo que solo espera ver que grupo musical o cantante famoso va a llegar ¿pero que tienen que con las tradiciones de éste lugar la llegada de un cantante famoso, grupo o banda de nivel nacional o internacional? Confunden popularidad con tradiciones, público vs. costumbres. La Fiesta se impuso al verdadero sabor regional de las Costumbres locales, las tradiciones reales de la antigüedad se perdió ante el populacho que se embriaga en unas fiestas que solo sirven para obtener recaudación.

Hoy en día, en el que las tradiciones se están perdiendo, es hora de buscar información y nutrirnos con las costumbres antiguas. ¿Por qué no fomentan a músicos locales en vez de gastar millones en traer a otros que vienen por dos horas y se llevan todo el dinero? ¿Qué enseñanzas dejan al pueblo con todo el derroche de dinero para traer a artistas desvinculados de Los Cabos?

Tal vez aprendamos de otras partes del país (o de otros países) donde se cultivan las verdaderas tradiciones en vez de hacer culto de las fiestas populares modernas. Aunque aquí se mantienen las cabalgadas, se perdieron muchas artes ecuestres. Además, existen otras artes que parecen olvidadas, como las danzas y las músicas regionales (pero digo “regionales”, de aquí y no de la semi-vecina Sinaloa o de otra parte del país).

Así como las autoridades cabeñas siempre estuvieron involucradas en el negocio de las peleas de gallos, hace pocos años comenzaron a acercarse a los promotores del boxeo para convertir a esa actividad en negocio “tradicional”, y así es como otro evento de espectáculo se disfraza de tradición cabeña. ¿Después que vendrá? Organizarán un “Mundialito de Béisbol” y dirán que es “tradicional”? Seamos serios, separemos las Fiestas de las Tradiciones. No está del todo mal que hagan eventos populares, pero que no las llamen “tradicionales” y que tampoco despilfarren millones de pesos en dinero que se va en los artistas y promotores y retornos para las autoridades municipales.

Todas estas fiestas no sirven para recordar cómo vivían en el pasado, sino solo para derrochar en entretenimientos que se van con los cheques. Si un Pueblo olvida su Pasado, es decir, su Historia, Cultura y Tradiciones, las personas de ese lugar no merecen ser considerados parte de un “Pueblo” sino solo meros pobladores.


 

Más información:

Si te gusta la Historia local, a lo mejor te interesarán las siguientes notas publicados en Noticabos:

Anuncios


Categorías:Baja California Sur, Cabo San Lucas, Caricaturas o Cartones, Historia, Municipio Los Cabos, Notas, Notas de opiniones, San José del Cabo

Etiquetas:, , , , , , , , , , ,

5 respuestas

  1. Sabemos de las fiestas fieras que hacen para el populacho como dices. pero le tiras mucho a eso y nada a la historia de Cabo San Lucas

    Me gusta

  2. Ricardo investiga mas son muy vagos tus comentarios hay mucho mas mas de lo que tu comentas

    Me gusta

  3. Sr Gustavo Zarza. Con todo respeto considero que debes ampliar un poco tu información con respecto al pasado de los cabos y leer a algunos escritores locales y extranjeros. Tenemos una historia muy rica…. Y una etapa agropecuario llamada época de oro que duró cerca de un siglo 1850 a 1950.Dicha Actividad que fue respaldada por un dinámico comercio marítimo y cuyo eje fue San José del cab como cabecera municipal.
    Cabo san Lucas giro en torno a ese desarrollo siendo un pequeño pueblo pesquero que comenzó a despegar en los años 1950 aprox. se consolido en los 80s turísticamente hablando. Por otro lado tienes mucha razón en lo referente a las fiestas tradicionales. Una razón quizá está en la confirmación cultural producto de la diversidad de personas que llegaron a vivir a los cabos. Sólo en los pueblos y rancherías se conservan intactas las tradiciones cabeñas. Saludos Rene Holmos

    Me gusta

  4. ¿Tradicionales??? Solo se Han convertido en un pretexto para marear al pueblo borrego y tenerlos embrutecidos con música y alcohol.

    Me gusta

Trackbacks

  1. Homenaje al Milo: cantante sudcaliforniano fallece cantando #LaPaz #BCS – Noticabos

Yo opino...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: