Las Libertades de Expresión, Culto y Prensa están por encima de la Censura Previa

Hace pocos días, el 4 de Diciembre, se conmemoró 150 años de la Libertad de Culto en México. Para ello debemos remontarnos a la época de Benito Juárez, un presidente que casualmente venía de bases católicas, pero que adoptó el Liberalismo como parte de su Filosofía de Vida, y logró llevar dicho pensamiento a las normativas durante su Gobierno. Conmemoramos éste Derecho y reconocemos la Evolución del Pensamiento liberal que se ha alejado del Autoritarismo para dar Respeto a todos los Derechos, como los de la Vida, de Expresión, de Culto, de Prensa, y todos los referentes al de los de Igualdad.

Hoy en día, la Libertad de Culto no se cierra a una lucha contra el Poder Católica de aquella época, sino que se abre espacios en otros aspectos sociales. La Libertad de Culto significa Libertad de Elegir una Religión, pero también significa la Libertad de no tener ninguna, y ser respetado de la misma manera por ser católico, protestante, agnóstico, ateo, pagano, o lo que fuere. Todas las personas que profesen cualquier tipo de creencias o religiones, incluso el ateísmo (no profesar ninguna religión) deberían ser tratados en igualdad de condiciones, y nadie debería influir para obligar a una persona a tomar determinada creencia.

Lo anterior va tanto para el nivel Educativo, como para los distintos ámbitos del Gobierno, que buscan quebrantar Libertades reconocidas a nivel internacional.

Hubo un caso en la ciudad de Toluca, México, que sirvió de parámetro aplicable a distintos casos análogos en cuanto a las Libertades, tanto de Expresión, como de Culto, Prensa, y otras correspondientes.

Se trató del Caso de Stephen Orla Searfoss.

Stephen es un ministro de una religión, que nunca se imaginó que él sería el protagonista de una de los casos más interesantes de los últimos años en el ámbito judicial mexicano.

Un día, él se encontraba repartiendo folletos en la vía pública de Toluca, entregando dos por personas, en uno invitaba a un evento cultural, y en el otro había un texto religioso que invitaba a participar en su comunidad religiosa.

Sin embargo, los policías de aquella ciudad pensaron que eso no estaba bien, y decidieron detenerlo por quebrantar las disposiciones del Reglamento Municipal, en cuyo artículo 123 disponía una sanción de multa para la persona que “Sin permiso, pegue, cuelgue, distribuya o pinte propaganda de carácter comercial o de cualquier otro tipo en edificios públicos, portales, postes de alumbrado público…”.

Sin embargo, Stephen Orla Searfoss no era un hombre que se iba a quedar con los brazos cruzados. Otra personas hubieran desistido, pero éste hombre contrató un abogado y solicitó un amparo, diciendo que el Bando Municipal violaba su derecho de libertad de expresión, de libertad de imprenta y de libertad religiosa, los cuales están contenidos en los artículos 6o., 7o. y 24, todos de la Constitución mexicana.

Ésto llamó la atención de la Clínica de Interés Público del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), quien decidió apoyar el caso y alegó la incostitucionalidad del bando municipal, alegando que si una persona tiene que pedir permiso cada vez que va a repartir folletos en la vía pública, ésto significa una Censura Previa, lo cual va contra todo el espíritu liberal de la normal constitucional.

El caso fue se convirtió en una oportunidad tan importante, que el máximo Tribunal, por medio de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) decidió a tomar el caso para dar una decisión de una vez por todas en éstos tipos de casos.

En éste caso se debatía principalmente el Derecho de Libertad de Culto contra el Poder del Estado (en éste caso particular, un Municipio, pero es aplicable a todos los ámbitos por igual, federal, estatal o municipal) a reglamentar y tener potestad sobre las libertades de los ciudadanos y censurar el derecho de libertad de expresión, el cual es considerado -después del derecho a la vida y salud, como el máximo de todos los derechos del ser humano, y el que más progreso ha permitido desde su reconocimiento-.

Así planteado el caso, los jueces vieron que ninguna norma municipal, estatal y/o federal, puede estar por encima de los Derechos de un Ser humano a Expresarse.

Al final declararon Inconstitucional la norma prohibitoria de aquél Bando Municipal, en el cual buscaban controlar aspectos de la Libre Expresión, Libertad de Culto, Libertad de Imprenta, y otros derechos del ser humano.

La Corte expresó su posición al decir que la prohibición de censura previa “implica que el Estado no puede someter las actividades expresivas o comunicativas de los particulares a la necesidad de solicitar previamente un permiso a la autoridad“. Ningún reglamento municipal, estatal y/o federal puede buscar limitar el Derecho de Expresión que tiene el Ser Humano.

Esa afirmación fue muy importante, porque demuestra la postura del máximo órgano judicial con respecto a las disposiciones del estado en cualquiera de sus ámbitos.

Siguiendo ésta postura nos encontramos que el Municipio de Los Cabos ha tenido últimamente una postura autoritaria, y resulta bastante extraño que la misma Presidenta Municipal, Mirna Xibillé de la Puente, quien -como todos sabemos- viene del ámbito periodístico (trabajaba en la Radio Cabo Mil), ha permitido que la Dirección de Comunicación Social (Prensa y Difusión), por medio de su titular Dulce Retano aplique nuevas disposiciones de trabas y censura previa a medios independientes como Noticabos. Sobre éste tema, resultó sorpresivo que de un día para otro, quien sabe después de hablar con quién, decidieron cortar la información a éste medio hasta que le enviemos todos nuestros datos, tanto de teléfonos, direcciones, lo cual es inaceptable viniendo de personas que pudieran mandar a amenazar o agredir cada vez que una nota no les sea favorable.

Si hubieran querido, les hubieran solicitado comunicarse con nosotros por buenos términos, pero al exigir dicha información (¿con qué objeto?) solo nos da a pensar que buscan controlar la información y filtrar a los medios independientes que podemos criticar cuando sea lo que haya que decir.

De ésta manera, éstas autoridades buscan mantener el control por el miedo a la represalia, amenazas, agresiones, y estados de alertas permanentes. Todos los medios que no publiquen noticias favorables a sus acciones de gobierno, sol filtrados, censurados, y quien sabe qué consecuencias pudieran existir.

La información que nos solicitaron, tanto propia como de todos los colaboradores, es injustificable desde el punto de vista que son ellos los que después terminan pagando a los medios para que publiquen sus informaciones, ya que son muchas veces que vemos u oímos publicidades del gobierno municipal en los medios de comunicación sin razón de hacerlo. A lo mejor se debe a algún tipo de negocios que no entendemos, pero no deberían buscar censurar a Noticabos si es que ellos quieren beneficiar a otro/s medios.

No solo existe Censura Previa al no darnos la oportunidad de publicar nuestros artículos al momentos de recibirlos o de querer hacerlo, sino que con ese comportamiento están otorgando privilegios a otros medios informativos, por lo que sería muy cercan a una deslealtad informativa y desigualdad de condiciones.

La Censura al Derecho de Expresión, Libertad de Prensa (las normativas del derecho de prensa es aplicable tanto a los medios de imprenta, así como a los de difusiones por medio de radio y/o de cualquier medio electrónico) y/o de información o comunicación social, hasta se podría invocar hasta la discriminación por nacionalidad, raza o religión, si ese fuera el caso, y solo bastaría comprobar algunas de éstas situaciones para plantear y demostrar que afectan a terceros por cuestiones ajenas a lo informativo, y por lo tanto están violando distintas disposiciones constituciones y tratados internacionales referentes a la materia.

Como ya hemos visto, ninguna norma municipal, puede regular aspectos que vayan en contra del espíritu normativo de la Constitución mexicana.

El municipio de Los Cabos ha comenzado a transitar una vía tendenciosa y muy peligrosa, en donde extraña que una Alcaldesa que viene del ámbito periodístico vaya en contra del espíritu liberal que ha dado derechos y oportunidades a éste hermoso país.

Nuestro trabajo es silencioso, y  paulatino, y no dejaremos de luchar hasta que se nos respete como medio informativo electrónico sin ningún tipo de presiones, requisitos y/o posibles amenazas y agresiones por parte de conocidos o desconocidos, de quienes reciban críticas, las cuales tampoco son tantas ni tan devastadoras, para que se sientan tan mal. Si después que publicamos algo, alguien se siente ofendido, le damos el Derecho de Réplica para que se expresen las personas ofendidas, algo que todavía no ha sido necesario, pero que de todas maneras damos la oportunidad para que todos se expresen.

El camino del Autoritarismo es un camino pedregoso y de bajada, donde a cada paso se hace ruido y solo se muestra la propia incompetencia al prohibir a otros o negar posibilidades de igualdad. La Suprema Corte de Justicia de la Nación es muy clara al decir: “el Estado no puede someter las actividades expresivas o comunicativas de los particulares a la necesidad de solicitar previamente un permiso a la autoridad“. El reglamento, o nuevas disposiciones reglamentarias están ajenas a los Derechos inherentes de Expresión, Comunicación, Prensa, y hasta son discriminatorios por algún argumento de preferencia de medio, por razones de parentesco, amistad, negocios, u otros medios previstos en las normativas internacionales. Cualquier persona debería recibir un Boletín Oficial, y si tuvieran problemas con el envío en su lista de email, entonces deberían publicarlo en un sitio web donde todos podamos leer al mismo tiempo (y no que nos manden a leer lo publicado en su sitio web cuando otros medios informativos ya reciben la misma noticia con anterioridad), después de todo, solo se trata de difundir lo que ellos hacen, y deben respetar el Derecho de los demás a mantenerse informados por distintos medios y no por monopolios de comunicación.

Fuente: Sentencia del Amparo en Revisión 1595/2006

Anuncios


Categorías:Periodismo

Etiquetas:, , ,

1 respuesta

  1. PRODIGY ESTA ASESINANDO LA LIBERTAD DE EXPRESION AL ANULAR LA SECCION DE COMENTARIOS DEL PUBLICO EN GENERAL, QUE SOMOS LOS QUE LES DAMOS DE COMER, ========NO A LA MATANZA DE LA CONCIENCIA Y VOZ DEL PUEBLO ===== Y SI A LA LIBERTAD DE EXPRESION. ===========EXISTE LO QUE SE LE LLAMA DESPOTISMO Y MANIPULACION DE LOS MEDIOS DE COMUNICACION ==============================

    Me gusta

Yo opino...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: